Castillo de Fuensaldaña

El Castillo de Fuensaldaña fue restaurado por la Diputación Provincial de Valladolid y durante varios años sede de las Cortes de Castilla y León

El Castillo de Fuensaldaña comienza a construirse en el siglo XIII, pero no es hasta el siglo XV como residencia señorial de los Vivero, cuándo toma el aspecto que tiene en la actualidad,

Don Alonso Pérez de Vivero, fue junto con otros notales de la época quiénes fueron comprando todos los lotes señoriales que existían en Fuensaldaña para así construirse un castillo-palacio. No pudo llegar a finalizar las obras ya que murió asesinado por conjurar contra Álvaro de Luna.

Fue su hijo, Juan de Vivero, que junto con moros cautivos continuaron con las obras para la dirección de un cantero, pero los Reyes Católicos le confiscaron el castillo, por el apoyo que dio a la reina Juana, y no volverían a conseguir ser propietarios hasta casi finales del siglo XV. De nuevo a principios del siglo XVI, vuelve a ser confiscado por el asesinato de su esposa.

El castillo de Fuensaldaña fue proyectado como castillo de la primera época de la Escuela de Valladolid, su construcción tan lenta en el tiempo impidió finalizarla, no consiguiendo alcanzar la altura en proporción con la altura de la torre.

Castillo de Fuensaldaña
Castillo de Fuensaldaña

Este castillo es de planta cuadrangular, rematando sus ángulos con cubos cilíndricos. La torre del homenaje se encuentra adosada al muro norte, en ella aparecen las armas de los Vivero y de los Dávila-Guzmán. La forma de la torre es del homenaje es rectangular, con tres alturas y un sótano todos ellos unidos por una escalera de caracol.

En sus comienzos la edificación formaba una “U” alrededor del patio y existía un puente levadizo. Fue en 1521 cuando fue ocupado por tropas comuneras y les sirvió como bastión defensivo.

Posteriormente, el Castillo de Fuensaldaña fue restaurado por la Diputación Provincial de Valladolid con idea de crear un Parador Turístico, al no llegar nunca a realizarse esta propuesta fue cedido para la Sede de las Cortes de Castilla y León durante los años 1984 a 2006. Actualmente, esta sede se encuentra en un edificio destinado para este uso en la ciudad de Valladolid.

El horario del Castillo de Fuensaldaña es:

Durante los meses de abril a septiembre (ambos inclusive):

  • martes, miércoles y jueves de 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 19,00h.
  • Viernes de 10,00 a 14,00h. y de 17,00 a 20,00h.
  • Sábados, domingos y lunes festivos de 11,00 a 14,00h. y de 17,00 a 20,00h.

Durante los meses de octubre a marzo (ambos inclusive):

  • martes, miércoles y jueves de 10,00 a 14,00h. y de 17,00 a 19,00h.
  • Viernes, sábados y domingos de 11,00 a 14,00h. y de 17,00 a 19,00h.

El castillo de Fuensaldaña permanecerá cerrado los días 1 y 6 de enero y 24, 25 y 31 de diciembre.

Los horarios para las visitas guiadas durante los meses de verano (de mayo a septiembre, ambos inclusive) serán:

  • De martes a jueves: Mañanas: 11:00, 12:00 y 13:00 horas y tardes: 16:00 y 18:00 horas.
  • Viernes: Mañanas: 11:00, 12:00 y 13:00 horas y tardes: 16:00, 17:00 y 18:00 horas.
  • Fines de semana y festivos: Mañanas: 11:00, 12:00 y 13:00 horas y tardes: 17:00, 18:00 y 19:00 horas.

La duración de la visita al castillo de Fuensaldaña es de 45 min.

Las tarifas con carácter general será de 1,50€

Las tarifas reducidas (grupos de más de 20 personas, miembros del Club de Amigos de la Provincia, jubilados, carnet de estudiantes y de familias numerosas): 1 €

Los niños menores de 12 años acompañados de sus padres la entrada es gratuita.

Vista aérea del Castillo de Fuensaldaña
Vista aérea del Castillo de Fuensaldaña

En el Castillo de Fuensaldaña también se realizan visitas teatralizadas, dónde acompañaremos a la princesa Juana en una aventura para conquistar el trono, disfrutaremos de magia, batallas, misterio, retos, sorpresas, bailes y sobre todo divertidas situaciones que nos sorprenderán.

Las representaciones son los sábados a las 19:00 en horario de verano y los domingos a la 13:00

Para asistir a estas visitas teatralizadas es imprescindible realizar reserva previamente llamando al teléfono 983 090 903

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *