Archivo de la etiqueta: Pisuerga

Simancas

Simancas, destaca su Archivo Histórico Nacional del siglo XV, guarda documentación de la Edad Moderna y es considerado uno de los más importantes del mundo

Simancas esta villa Vallisoletana situada a poco más de 10 kilómetros está considerada como Conjunto Histórico-Artístico, se eleva en un pequeño montículo y en su ladera se encuentra el río Pisuerga. Sobre él su puente medieval de 17 arcos está considerado bien de interés en categoría de monumento.

Lo que más llama la atención de Simancas es su castillo del siglo XV, fue de árabes y cristianos sucesivamente para posteriormente cederse a la corona convirtiéndose un siglo más tarde en archivo general del reino transformándose arquitectónicamente. En la actualidad es propiedad del Ministerio de Cultura.

Archivo de Simancas
Archivo de Simancas

Dentro del casco urbano compuesto por calles pequeñas y estrechas, otro edificio que destaca en Simancas es la Iglesia del Salvador, de estilo gótico con influencia renacentista data del siglo XVI aunque su torre es del siglo XII de estilo románico conservada de una edificación anterior. En su interior destaca de estilo plateresco el retablo mayor de estilo renacentista, otro retablo de la Resurrección y un relieve de Llanto sobre Cristo muerto y una cruz labrada en plata. En los meses de abril a septiembre podemos visitar la Iglesia contactando con la Oficina de Turismo, martes a sábados de 10 a 13:30 horas y por las tardes de 17 a 19:30 horas. Domingos y festivos solo por la mañana de 10 a 14 horas.

Durante el invierno es visitable antes y después del horario de culto. Para más información contactar al teléfono 983 590 409

La fachada del Ayuntamiento de Simancas es de estilo neoclásico del siglo XVIII, a pocos metros de él podemos contemplar un mirador en el que observar la belleza de la ribera del Pisuerga con su puente medieval y en los días claros poder contemplar hasta la Cordillera Central como la de Peñalar.

Plaza Mayor de Simancas
Plaza Mayor de Simancas

Sus festividades comienzan con el entierro de la sardina el miércoles de ceniza, y ya el último fin de semana de mayo con “la jura de las doncellas”, se escenifica en la escalinata del Archivo la jura y se invita a limonada y peonillas, dulces típicos de la zona.

En agosto el día 6 nos encontramos con la fiesta del Salvador, en ella se celebra el acto de nombramiento de siete doncellas, consistía según la leyenda que en tiempos de Ramiro I en el siglo IX, el emir se hacía reglar 100 doncellas cristianas, siete de las cuales debían de salir de Simancas. Estas doncellas se cortaron una de sus manos en un arranque de valentía para burlar aquel tributo. Cuando se presentaron ante el Señor de Córdoba éste dijo que mancas no las quería. Por tanto se hace tributo a la heroicidad de estas mozas incorporando en su escudo siete manos pintadas.

Cada 15 de agosto los mozos de Simancas se celebra la petición del ganado para las fiestas que se celebrarán en septiembre en honor a la patrona de la Villa la Virgen de Arrabal entre los días 6 y 11 del mes, destacando el “salto de la hoguera”, en la que los mozos saltan cerca de la ermita.

Esta villa vallisoletana es un lugar de tranquilidad, diversión y tradición gastronómica. Su tranquilidad se ve reflejada en toda la ribera del río Pisuerga, su diversión con la gran afición que hay al golf con el campo de Entrepinos y su magnífica gastronomía en su cocina típica castellana y sus dulces más famosos las peonillas, que son unas pastas típicas realizadas allí mismo.

Destacamos para comer Restaurantes como El Archivo, El Bohío, El buen sabor, Nueva Choza o Patio Martín entre otros. Y para dormir hoteles como Hotel Pago del Olivo o el Hotel Simancas.

 

Visitar Valladolid en dos días

Visitar Valladolid en 2 días será tiempo suficiente para descubrir su  patrimonio cultural y quedar gratamente sorprendidos

Para visitar Valladolid en sólo dos días lo primero es decidir como llegar a esta ciudad en cualquiera de los medios de transporte que podemos elegir, AVE, autobús, Avión o coche particular y comenzar la ruta provistos de un cómodo calzado.

Iniciamos por el Palacio de Santa Cruz, con tres estilos arquitectónicos desde el gótico hasta el neoclásico pasando por renacentista. Muy cerca de allí se encuentra la Casa-Museo de Cristóbal Colón, en el que nos enseñan su vida, viajes y rutas realizadas.

De aquí seguimos a la Plaza de la Universidad en cuya plaza se encuentra la figura de Miguel de Cervantes, su Universidad que imparte la rama del Derecho es de estilo barroco, y su fachada es digna de admirar.

Catedral de Valladolid
Catedral de Valladolid

De allí pasamos a la Catedral, data del siglo XVII, destacando su Retablo Mayor de Juan de Juni, podemos realizar una visita al ascensor de la Catedral instalado después de su última reforma.

La siguiente visita sería a la Iglesia de la Antigua, con su torre y pórtico del siglo XIII, y su estructura del siglo XIV gótica.

A escasos metros nos encontramos con el Teatro Calderón, sede de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, y justo enfrente la Iglesia de las Angustias, gran referente en la Semana Santa Vallisoletana, con la imagen de la Virgen de las Angustias, obra cumbre de Juan de Juni.

Continuaremos la calle Angustias hasta la Plaza de San Pablo, dónde la Iglesia que da su nombre es una de las edificaciones más bellas de toda España.

Iglesia de San Pablo
Fachada Iglesia de San Pablo

Al otro lado de la plaza se sitúa el Palacio Real dónde residió Felipe III, mientras el reino estaba en Valladolid, naciendo aquí Felipe IV.

A la derecha se encuentra El Palacio de Pimentel, donde nació Felipe II, destacando su ventana plateresca que hace esquina dónde se dice sacaron al infante para conocerle.

A poca distancia se encuentra la Casa-Museo de Zorrilla, en ella nació el poeta y recrea en su interior su vida en el mobiliario y en las estancias.

Seguido está el Palacio de Villena, de excelente arquitectura palaciega en la actualidad se encuentra el Museo de San Gregorio de Escultura policromada, en el que podemos ver muchos de los pasos que sacan las cofradías en la Semana Santa.

Desde allí podemos visitar la Plaza del Viejo Coso, la cual te traslada a otra época en el tiempo, a continuación la Biblioteca Pública San Quirce y ya en dirección hacia la Plaza Mayor pasamos por el Convento de San Agustín que actualmente alberga el Archivo Municipal.

Desde allí nos encontramos con la Iglesia de San Benito y el Museo de Arte Contemporáneo, ambos lugares de obligada parada.

A continuación pasaríamos el Edificio de Correos, la Iglesia de Jesús Nazareno hasta llegar a la Plaza Mayor, punto de encuentro de turistas disfrutando de sus terrazas.

Podemos continuar por la Calle Santiago, principal zona de comercio de la ciudad, allí se encuentra la Iglesia de Santiago, y más adelante el Edificio de las Francesas, el cual alberga la Iglesia y un claustro digno de visitar. Se encuentran unas pequeñas galerías comerciales.

Al finalizar esta calle nos encontramos con la Plaza Zorrilla, con su imponente fuente nos recibe la Academia de Caballería, o el Campo Grande, de especial interés, es el pulmón de la ciudad, allí encontrarás un estanque, pajareras, pavos reales, ardillas, zona de juegos infantiles y amplias zonas de paseo.”

Academia de Caballería de Valladolid
Academia de Caballería de Valladolid, vista nocturna

Pasando todo el Campo Grande nos encontramos en la Plaza Colón, con el Convento de los Filipinos muy cerca de allí.

De esta forma hemos podido visitar Valladolid en 2 días de una forma rápida, cómoda y sin perdernos detalle.

El comer no es problema en esta ciudad, ya que desde el principio de la ruta nos vamos encontrando gran cantidad de tascas, restaurantes, etc. en los que poder saborear excelentes pinchos. Podemos destacar la zona de la Plaza Mayor o Zona de vinos, por la calle correo, Calixto Fernández de la Torre, etc

Si preferimos que en un mismo local disfrutar de distintos tipos de comida y sus nacionalidades, podemos llegar hasta la estación Gourmet.

Visitar Valladolid en dos días y marcharse sin probar su plato principal, el lechazo asado, regado por uno de los vinos con denominación de origen de la zona, es de obligado cumplimiento.

Lechazo castellano
Lechazo castellano

Visitar Valladolid en un día

Visitar Valladolid en 1 día, aunque un poco justo da tiempo a descubrir una ciudad llena de encantos y querer volver para seguir conociéndola

Recorrido exprés para visitar Valladolid en un solo día, podemos optar por la opción del bus turístico que nos ofrece la posibilidad de conocerla sin necesidad de caminar en exceso, o coger un zapato cómodo y caminar un poquito.

Valladolid desde el aire
Vista aérea de Valladolid

Partiendo desde la Plaza Colón, con la estatua al descubridor, podemos llegar hasta la Plaza Zorrilla paseando por el Paseo del Príncipe del Campo Grande, con gran arboleda y pavos reales que saldrán a nuestro encuentro, al finalizar éste veremos la Academia de Caballería.

Adentrándonos por la calle Santiago llegamos hasta la Plaza Mayor, en la cual se encuentra el Ayuntamiento, siendo esta una zona de vinos y tapeo muy recomendable.

Plaza Mayor
Plaza Mayor de Valladolid, al fondo el Ayuntamiento

En este recorrido exprés seguiremos hasta la Plaza de Fuente Dorada, Bajada de la Libertad nos encontramos con la Catedral hacia la derecha y la Iglesia de la Antigua, y si seguimos de frente la Iglesia de las Angustias con el Teatro Calderón enfrente, sede de la SEMINCI.

Muy recomendable visitar el ascensor de la Catedral, desde allí veremos una imagen de la ciudad desde las alturas. Alrededor de ésta también hay una gran zona de tapeo y terrazas.

Continuando por la calle de las Angustias llegamos hasta la Plaza de San Pablo, con la iglesia que lleva su nombre y el Museo de Escultura Policromada.

Museo de Escultura de Valladolid
Museo de Escultura de Valladolid

Desde allí y volviendo en dirección a la Plaza Mayor se encuentra el Palacio de Fabio Nelli, actual museo de arqueología de la ciudad.

A un paso nos encontramos con la Iglesia de San Benito y el Mercado del Val, al otro lado de la Iglesia está el Museo de Arte Contemporáneo de Valladolid.

Podemos acercarnos a pasear un rato por la ribera del río Pisuerga, lugar de esparcimiento para grandes y pequeños. Pudiendo disfrutar de un paseo en barco en “La leyenda del Pisuerga”, un pequeño descanso para esta ruta.

Terminando la ruta después de esta paseo en barco en la Plaza Mayor, disfrutando de sus tapas en locales como “El Jero” o el “Vino Tinto”.

Visitar Valladolid

Visitar la ciudad de Valladolid, es una ciudad accesible para realizar turismo a pie recorriendo sus calles, museos, iglesias y plazas

Hemos realizado un recorrido por los lugares de la ciudad más importantes. La ruta comienza y termina en la Plaza Mayor.

Partimos desde la Plaza Mayor, contemplando el Ayuntamiento y la estatura de Conde Ansúrez. Desde allí cogemos la calle que sale justo enfrente del Ayuntamiento que es la calle Santiago. En ella encontramos hacia la mitad la iglesia de Santiago. Aquí tenemos dos alternativas, o girar a la derecha por la calle Alcázar de Toledo y llegamos al Teatro Lope de Vega, o continuar de frente vemos el Edificio de “Las Francesas”, con un espectacular patio de Tabas, y sala de exposiciones.

Plaza Mayor
Plaza Mayor de Valladolid, al fondo el Ayuntamiento

Al final de la calle Santiago está situado la Plaza de Zorrilla, en la que se encuentra la estatua de José Zorrilla, desde allí podemos contemplar el Campo Grande y la Academia de Caballería. Haciendo esquina con la Acera de Recoletos y calle Miguel Íscar, está la Casa Mantilla.

Nos adentramos en el Campo Grande, que hay que visitar ambos lados del Paseo Central, al final salimos por la Puerta del Príncipe al Paseo de Filipinos, aquí podemos visitar la Iglesia de los Filipinos, el Museo Oriental y la Iglesia de San Juan de Letrán.

Al final de la calle se encuentra la Plaza de Colón, con el edificio de la Estación de Ferrocarril y a la izquierda, la Acera Recoletos.

Plaza Colón
Plaza Colón

Desde la Plaza podemos tomar la calle Muro por la que llegaremos hasta la Plaza Madrid, si giramos a la izquierda es la calle Gamazo si llegamos hasta el final, apareceremos de nuevo en la Plaza de Colón, de interés en ambas calles son sus edificios.

Y desde la Plaza podemos tomar la Acera de Recoletos, en la cual se encuentran algunos de los edificios más bonitos, llegando de nuevo hasta la Plaza de Zorrilla.

En la Plaza Zorrilla si giramos a la derecha entramos en la Calle de Miguel Iscar, donde podemos visitar la Casa Museo de Cervantes, llegando así hasta la Plaza de España.

En la Plaza de España, se encuentra edificio del Banco de España, y un mercado de fruta y verdura durante la semana. Justo enfrente del Banco España al otro lado de la Plaza está la calle Mantería, a la izquierda está ubicado el Museo de Ciencias Naturales.

Si nos adentramos en la calle Mantería, se encuentra la Iglesia de San Andrés, para finalizar en la Plaza de la Cruz Verde.

Desde allí a la izquierda, está la calle Alonso Pesquera, en la cual se encuentra el Santuario Nacional de la Gran Promesa. Al finalizar ésta calle se encuentra Plaza de Santa Cruz, con el Palacio que lleva su nombre y el Colegio de San José.

Si nos dirigimos hacía el colegio es la calle del Cardenal Mendoza, seguida de la calle Colón. Al final se encuentra la Casa Museo de Colón y la Iglesia de la Magdalena.

La calle justo enfrente es la calle Ruiz Hernández para llegar a la Plaza de la Universidad, desde dónde se ve un lateral de la Catedral, las ruinas de la Colegiata, el Monumento a Cervantes y Iglesia de la Antigua.

Tomamos la calle Cardenal Cos (muy estrecha), se encuentra la entrada al museo. Girando a la derecha se encuentra la entrada principal de la Catedral. Volvemos a girar a la derecha está la Plaza de Portugalete hasta la iglesia de La Antigua, desde allí de frente salimos hasta la calle de las Angustias, dónde se encuentra el Teatro Calderón de la Barca, y la Iglesia de Nuestra Señora de las Angustias.

Si giramos hacia la izquierda en la calle Angustias, por la segunda calle a la derecha llegamos a la calle de San Martín, en la que se encuentra la Iglesia de San Martín, al final de esta calle está situado el edificio de la Real Chancillería y el Convento de las Descalzas Reales. Giramos a la izquierda por la calle de Padilla salimos a una calle peatonal de Cadenas de San Gregorio.

Al comenzar esta calle está la Iglesia de San Benito el Viejo y la Casa del Sol, el Colegio de San Gregorio (Museo Nacional de Escultura) y el Palacio Villena. Si continuamos por esta calle, a mano izquierda es la calle Fray Luis de Granada, en ella está la Casa de Zorrilla y la Casa Revilla. Al finalizar la calle Cadenas de San Gregorio está la Plaza de San Pablo, el Palacio Pimentel y la Iglesia de San Pablo, el Palacio Real.

Continuamos el recorrido por la calle León, lateral del Palacio Real, girando a la derecha llegamos a la Plaza de las Brígidas, seguimos por la calle San Ignacio donde está situada la Plaza del Viejo Coso, atravesamos dicha plaza llegamos a San Quirce.

Seguimos por San Quirce, se encuentra la Iglesia de San Nicolás y el Palacio del Conde de Benavente (Biblioteca Pública de Castilla y León).

Al finalizar la calle está el Paseo Isabel la Católica, lo cruzamos y llegamos al Paseo de las Moreras por donde discurre el Río Pisuerga, desde allí vemos el Puente Mayor, el Edificio Duque de Lerma, la Playa de las Moreras y el embarcadero.

Volvemos a cruzar el Paseo de Isabel la Católica y entramos por la calle Encarnación, nada más llegar a la esquina se encuentra el Museo Patio Herreriano.

Giramos a la izquierda por la calle de Santo Domingo de Guzmán, donde se encuentran varios conventos, hasta llegar a la calle Expósitos, si giramos a la derecha, está el Palacio de Fabio Nelli, la Iglesia de San Miguel y el Palacio del Marqués de Valverde.

Continuamos por la derecha calle abajo, hasta llegar a la Iglesia de San Benito el Real y la Plaza del Mercado del Val.

Al final de la calle a la izquierda la Plaza de Correos y la trasera del Ayuntamiento.

Hacia la derecha llegamos a la Plaza del Poniente, cruzando la Plaza se encuentra el puente del Poniente el cual cruza el río Pisuerga, hacia la derecha la Playa de las Moreras y hacia la izquierda La Rosaleda, continuamos por los jardines hasta cruzar nuevamente el Paseo Isabel la Católica y coger la calle Pedro Niño con la Iglesia de San Lorenzo, desde aquí girando a la derecha salimos a la Plaza de Santa Ana. Desde aquí hacia la izquierda tomamos la calle de la Pasión, ubicado el Museo de la Pasión. Giramos a la izquierda y rodeando la Plaza Mayor, atravesamos la calle Caridad llegando a la Plaza de Martí y Monsó, más conocida como Plaza de Coca, seguimos por la calle Fernández de la Torre y luego la Calle de Correos habiendo tomado la primera a la izquierda.

Al final de la calle correos está la Plaza de la Rinconada donde se encuentra el edificio de Correos.

Si continuamos por las traseras del Ayuntamiento, está la calle Cebadería, con sus soportales, seguida se encuentra la Plaza del Corrillo, giramos a la derecha por la Calle del Val hasta la plaza del Val, y si seguimos todo recto hasta la Plaza de los Arces.

Desde aquí giramos a la derecha bajamos por la calle Guadamacileros, hasta la Iglesia de la Vera Cruz y calle Platerías. Continuamos esta calle hasta llegar a la Plaza de Fuente Dorada, continuando de frente por la calle Cánovas del Castillo.

Seguimos de frente por la calle Fray Luis de León, a la derecha, está el Pasaje Gutiérrez, saliendo de aquí giramos a la izquierda a la Plaza del Salvador.

Continuamos por la derecha hasta dar con la Iglesia de San Felipe Neri, seguimos por la calle peatonal de Teresa Gil, seguimos con el recorrido girando la primera a la derecha vamos a la calle Montero Calvo, y a la derecha de nuevo la calle Duque de la Victoria. Al final esta calle giramos a la izquierda por la calle Ferrari llegamos de nuevo a la Plaza Mayor.

Con este recorrido exprés, podemos decir que hemos visitado el centro de Valladolid, eso sí merece la pena parar en cada Iglesia, Museo y como no en cualquier de los bares por los que hemos cruzado a degustar un buen vino de la zona y una tapita.

 

Convento de Santa Teresa

Convento de Santa Teresa de Valladolid también se le conoce con el nombre de Convento de la Concepción del Carmen de Valladolid

El Convento de Santa Teresa, pertenece a las monjas carmelitas descalzas, siendo convento de clausura.

Fue la cuarta fundación personal de Santa Teresa de Jesús, en principio estuvo ubicado junto al río Pisuerga en una simple casa y huertas, hasta que en el siglo XVI se construyó el convento, austero y sencillo, supervisó las obras la propia Santa Teresa.

El lugar resultó insano y las hermanas enfermaban, María de Mendoza decidió trasladarlas a su palacio en la Plaza de San Pablo. Esta misma compró una casas con corral y jardín situadas en dónde hoy continua el convento, en la Avenida de Santa Teresa.

Grandes celebraciones se realizaron en el convento, la primera de ellas con la beatificación de Santa Teresa, que además en la ciudad se realizaron corridas de toros, concurso poético, etc. La segunda de las celebraciones fue con motivo de la canonización de la Santa en el año 1622.

La iglesia del Convento de Santa Teresa es de una sola nave en forma de cruz, el altar mayor compuesto por dos cuerpos, formados ambos por columnas de orden corintio en el primer caso y de orden compuesto en el segundo.

A continuación de la iglesia se encuentra dos claustros, el principal del convento, de planta cuadrada y otro a continuación entre dos muros. El resto lo forman las huertas y dependencias, todas ellas revelan el estilo austero de Santa Teresa.

Podemos apreciar obras de Gregorio Fernández, Juan de Juni, Diego Valentín Díaz entre otros.

En el convento se encuentra la celda que ocupó Santa Teresa cuando realizaba sus visitas al convento, la última de estas visitas fue tan sólo tres semanas antes de morir, allí están cartas autógrafas y el códice de “Camino de la perfección”.

En su exterior se alza una cruz de madera, con una inscripción en la que se puede leer la altura a la que llegaron las aguas del río Pisuerga en la gran inundación que sufrió la ciudad en 1636.

 

Convento de San Quirce

Convento de San Quirce de Valladolid, ubicado en la Plaza que lleva su nombre, en ella también encontramos la Biblioteca Pública

El Convento de San Quirce nace sobre mediados del siglo XIII, cuando las religiosas se instalaron en Valladolid. El Concejo de la ciudad contribuyó en su construcción, por eso figura en las bóvedas el escudo de armas de la ciudad.

Personajes como Teresa Gil, María de Molina o el obispo Fray Luis Alonso de Burgos, aportaron importantes aportaciones al convento de San Quirce para la edificación del monasterio.

La regla cisterciense adoptó a las religiosas del convento. Se les concedió protección real.

El edificio que nos encontramos en la actualidad es de Francisco de Praves, el cual también realizó el pasadizo que unía la Iglesia con el Palacio Real. Las obras se dieron por finalizadas en 1632.

Los diversos desbordamientos que ha sufrido el río Pisuerga dañaron gravemente el convento.

Con fachada de ladrillo, la portada se encuentra entre dos contrafuertes con puerta adintelada y sobre ella una hornacina, con un relieve de la Virgen y de la Anunciación. A Ambos lados se encuentran los escudos del convento.

La iglesia de arquitectura dórica y cruz latina, está rematada con bóveda de cañón con fajones. El crucero se remata con cúpula de media naranja sobre pechinas con ocho ventanas.

El retablo mayor está compuesto por dos cuerpos de gran tamaño, el primero de ellos está formado por cuatro columnas salomónicas cubiertas con emparrado, preside la imagen de San Bernardo y entre las columnas se encuentran las imágenes de San Benito y Santa Escolástica. A los pies del retablo nos encontramos las imágenes de San Quirce y Santa Julita; en el segundo cuerpo del retablo podemos ver representada la la Asunción de la Virgen.

En la Iglesia también se observan dos retablos colaterales.

El coro se restauró, en la actualidad es de estilo barroco, con bóveda de cañón y sillería de nogal, las cuales datan del siglo XVII

Durante el siglo XIX, estuvieron instaladas las religiosas del Corpus Christi, mientras se construía el convento del Prado de la Magdalena.

En la década de los 70 se realizó una gran reforma del interior del convento. El claustro consta de tres plantas de ladrillo descubierto con pilares y arcos de medio punto.

Desde principios de los 90es la sede de la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo.

Esta Cofradía es una de las 20 que existen en Valladolid y de las cinco cofradías más históricas, es por ellos su gran importancia en la Semana Santa, sus cofrades visten de túnica y capa gris, con capirote negro y guantes blancos, los zapatos han de ser planos y negros al igual que los calcetines.

 

Otros rios

Otros ríos como el Duero y el Esgueva junto con el Pisuerga, hacen que la Ciudad se sumerja en ocasiones en una niebla intensa

RÍO DUERO

Valladolid, ciudad de ríos, mientras que la Esgueva y el Pisuerga transcurren por la ciudad, el Duero recorre Valladolid tan sólo por el barrio de Puente Duero.

Es un barrio situado a 13 km de la ciudad, su nombre le viene dado por el puente medieval, en la cual surgió Puente Duero como lugar de parada o de postas.

Aunque se encuentra a cierta distancia del centro de la ciudad, tiene un papel muy importante, ya que por mediación del Canal del Duero sus aguas suministran agua potable.

El Canal del Duero

Valladolid tenía grandes problemas de agua potable, ya que la unión del Pisuerga y la Esgueva, formaban zonas pantanosa e insalubre, y con el crecimiento de la ciudad en el siglo XIX, se planteó la construcción del Canal.

Su construcción comenzó en el año 1880 y seis años más tarde tuvo lugar su inauguración, con una profundidad de 3 metros, ancho de 1,5 metros y longitud de 52 km.

Canal del Duero - Valladolid
Canal del Duero

Sus aguas provienen del Duero en la presa de Quintanilla de Onésimo, pasando por Tudela de Duero y Laguna de Duero, llega hasta Valladolid desembocando en el Pisuerga entre Santovenia y Cabezón.

El río Duero nace en los Picos de Urbión (Soria) y desemboca en el Océano Atlántico en Oporto (Portugal).

Con la mayor cuenca hidrográfica de España, es el tercer río más largo del país. Recorre las provincias españolas de Soria, Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca.

RÍO ESGUEVA

Este río ha traído de cabeza a Valladolid durante mucho años, bien porque su recorrido antiguo atravesaba el casco histórico de la ciudad, como por las inundaciones que provocaba.

Río Esgueva en Valladolid
Río Esgueva en Valladolid

Recorrido antiguo por la Ciudad

Se data en los planos antiguos que el río tenía dos ramales que pasaban por lo que ahora es pleno centro de Valladolid.

El ramal norte, venía aproximadamente desde el Prado de la Magdalena y recorría las calles que hoy conocemos como Paraíso, Calle Esgueva, Plaza de La Solanilla, Plaza de Portugalete, Plaza de la Libertad, Plaza de Cantarranas, Platerías, Conde Ansúrez, Plaza del Val, y San Benito entre otras. Desde allí se dirigía a la Plaza del Poniente, hasta desembocar en el Pisuerga.

Era un ramal muy largo con un total de 12 puentes que le cruzaba.

El ramal sur, discurría aproximadamente por Vadillos, seguía por Plaza de la Circular, Nicolás Salmerón, Panaderos, Dos de Mayo, Miguel Iscar, calle Santiago, y por Doctrinos entre otras hasta desembocar en el Pisuerga.

A fina del año 1840, se realizan las obras para cubrir el ramal norte del río, con muros de piedra y bóvedas de ladrillo, sobre estos muros nacieron más calles y plazas, discurriendo el río por debajo.

El ramal sur no se pudo cubrir, excepto algún tramo.

A comienzos del siglo XX, se vió que no era solución lo que se había cubierto, ya que seguía habiendo inundaciones y problemas de salubridad. Se decide por tanto, el encauzamiento del río con el trazado que tiene en la actualidad. Se canaliza el ramal sur hasta unirse con el ramal norte, y así dirigir al río hasta la desembocadura que existe en la actualidad.

El significado del río Esgueva en la antigüedad era alcantarilla.

El río Esgueva o La Esgueva, es el único río de nombre femenino que existe en España. Nace en Peña Cervera, provincia de Burgos, con un recorrido total de unos 120 Km aproximadamente. El río Esgueva es un afluente del río Pisuerga, uniéndose a éste en la ciudad de Valladolid. Es famoso por su pesca del cangrejo.

En su recorrido, recorre varias localidades de tres provincias de Castilla y León, Burgos, Palencia y Valladolid.

 

 

 

Iglesia de San Benito

Iglesia De San Benito de Valladolid, de grandes dimensiones, llama la atención al turista su monumental fachada de estilo sobrio

La Iglesia de San Benito primeramente fue un monasterio que se construyó sobre el Alcázar Real, Juan I se lo cede a los monjes benedictinos a comienzos del año 1388.

El templo se construyó a mediados del siglo XV, por orden del obispo Don Alfonso de Valdivielso, su sepulcro está situado en el ábside principal.

Contiguo a la iglesia de San Benito El Real está ubicado el gran edificio monacal, consta de tres claustros, uno de ellos es el Patio Herreriano.

A mediados del siglo XVI se construye el gran pórtico posterior, tanto en la fachada como en el claustro procesional se utilizaron los estilos dórico y corintio.

Es a finales del siglo XVIII, cuando se da por finalizada la construcción coincidiendo con la terminación del claustro de la Hospedería.

Con la Desamortización de Mendizábal, el monasterio se convirtió en un cuartel, y de la iglesia de San Benito El Real se llevaron todas las obras de arte que había.

Se conserva la sillería, de estilo plateresco y gran parte del retablo mayor en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

Es a finales del siglo XIX es cuando la iglesia de San Benito El Real vuelve a ser abierta al culto. Consta de tres naves de gran altura, sin crucero, están separadas por fuertes pilares las cuales soportan las bóvedas de crucerías góticas.

La luz en la Iglesia de San Benito El Real se consigue a través de grandes huecos abiertos en la pared de la nave lateral de la Epístola y en los ábsides.

En el interior de la Iglesia de San Benito El Real las tres naves que lo forman están separadas del pórtico por un enorme reja. El coro alto, abarca estas tres naves.

Se encuentran verdaderas obras de arte, como son un retablo salomónico con una Virgen del Carmen que se encuentra en el presbiterio de la nave mayor, encontramos un Cristo de Gregorio Fernández en la capilla del Licenciado Francisco Butrón, o un altorrelieve de Santa Teresa en la Capilla de los Mudarra.

En la Iglesia de San Benito El Real se encuentra una de las 20 cofradías que existen en la ciudad en Semana Santa, la Cofradía del Santo Sepulcro y Santísimo Cristo del Consuelo.

Los cofrades visten túnica blanca con mangas de encaje de raso morada y fajín amarillo con borla, el capirote y la capa de raso morado, guantes blancos y los zapatos negros.

Cuenta con tres pasos que salen de procesión el Miércoles Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

Los horarios de culto durante la cuaresma en la Iglesia de San Benito El Real son:

A las ocho de la tarde todos los viernes de cuaresma se celebra misa y Vía Crucis.

El Jueves Santo por la tarde se celebra la Misa de la Cena del Señor, y a continuación ya por la noche la Meditación ante el Santísimo.

El Viernes Santo y Sábado Santo se realiza un Vía Crucis, este sábado también se realiza un besapié al Cristo Yacente, y ya por la noche la celebración de la Misa Pascual.

El patrón de la cofradía es San José, por esa razón el 19 de marzo se realiza una misa especial.

Muy cerca de allí, en la calle Correos, podemos degustar en “El Buen Tapeo de Bimi” su especialidad “Matrimonio”, y en “El Caballo de Troya” un canapé de Anchoa con higo y crema de queso.

Lugares de interés: Mercado del Val, Museo Patio Herreriano, Plaza Mayor, Edificio Correos, Río Pisuerga, Leyenda del Pisuerga