Archivo de la etiqueta: Castillos

Castillos en ruinas

La provincia de Valladolid está repleta de castillos, la mayor parte están rehabilitados pero hay otros que se han mantenido en ruinas

A continuación detallaremos algunos de los castillos en ruinas que se encuentran salpicados por la provincia, pero no por eso hay que dejar de visitarles y de contemplar sus alrededores.

Castillo – Palacio de Villagarcía de Campos

El castillo – Palacio de Villagarcía de Campos se encuentra situado junto a la carretera, al pie de los Montes Torozos, su acceso es libre.

El Castillo – Palacio de Villagarcía de Campos fue una obra de gran envergadura, y en sus tiempos tuvo un gran esplendor. Estaba formado por un puente levadizo y altos torreones.

Castillo de Villagarcía de Campos
Castillo de Villagarcía de Campos

Perteneció a la corona y posteriormente a la reina, la cual lo entregó a don Luis Méndez Quijada y a su esposa doña Magdalena de Ulloa.

La educación de su hijo bastardo, fruto de una relación con una lavandera se la otorgó a ellos.

El futuro don Juan de Austria creció aquí secretamente, éste ignoraría su identidad hasta los 14 años.

A esta edad, fue cuando conoció a su hermano Felipe II en el monasterio de la Santa Espina.

En 1810, el castillo fue asolado por el ejército francés, en la actualidad su titularidad la ostenta la condesa de Cifuentes.

Castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle

Se dice que el castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle se hizo a base de piedras provenientes del castillo de Trigueros del Valle.

Desde este castillo se pueden observar “Los Cortados”, situados sobre el río Pisuerga, y que pertenecen al municipio de San Martín de Valveni. Es un paraje digno de ver.

Castillo de Fuente El Sol

Situado fuera del núcleo urbano, situado sobre un pequeño cerro vigila el resto del conjunto urbano, en la actualidad es de propiedad privada.

Este castillo data del siglo XV, su aspecto original de la Plaza de Armas se ha modificado por un tranquilo y silencioso cementerio.

Castillo de San Pedro de Latarce

Este castillo se encuentro situado en una pequeña elevación a la entrada del pueblo, y es una de las fortificaciones más antiguas de Valladolid y de toda Castilla y León.

Su forma es poligonal, en el lado interno de la muralla tiene unos huecos dónde se intuyen debieron montarse torres hechas de madera ya desplomadas. En la actualidad es propiedad del Ayuntamiento.

Castillo de Tordehumos

Data de mediados del siglo XII, baluarte de la frontera entre los dos reinos de Castilla y León. Fue testigo del Tratado de Tordehumos en 1194, allí Alfonso IX de León y Alfonso VIII de Castilla sentaron las bases de la unión de las coronas.

Debido a su situación privilegiada se comunicaba con otros castillos a través de señales de humo de día y fuegos de noche, de ahí que la denominasen “Otero de los Humos”, por lo que dio nombre a su pueblo.

Castillo de Tordehumos
Castillo de Tordehumos

Siglos más tarde, este castillo sirvió de refugio del ejército francés derrotando a las tropas españolas en la batalla del Moclín, ocurrida en la población de Medina de Rioseco.

Para acceder al castillo se accede a través de una pista de poca pendiente con escaleras, durante el trayecto tiene paneles explicativos, y en lo alto del cerro se hallan los vestigios de la muralla.

De su construcción medieval no se conserva nada, ya que fue arrasada en la Guerra de las Comunidades, pero debido a su privilegiada situación lo convierte en uno de los mejores miradores que hay sobre la comarca.

Castillo de Villavellid

Esta fortaleza situada en la línea fronteriza de los reinos de Castilla y León, que han estado enfrentados durante siglos.

Data del siglo XV su construcción por orden de don Diego de Almanza, el que fuera regidor de Toro, y con su muerte la villa forma parte del legado a su hija Constanza.

Este mayorazgo fue confirmado por los reyes Enrique IV y su hermanastro en 1467, en aquel momento ambos se encontraban enfrentados en una guerra.

Castillo de Villavellid
Castillo de Villavellid

Es su hijo Francisco, primera marqués de Alcañices, forma mayorazgo en 1522 con múltiples villas entre las que se encuentra Villavellid.

Su construcción está según los parámetros de la Escuela de Valladolid, se levantó sobre anchos muros de cantería que ocultaban armazones de mampuesto. De planta cuadrada y tres cubos cilíndricos en cada uno de sus ángulos, siendo el cuarto ocupado por la torre del homenaje. Esta torre de dos pisos, se encuentra en la actualidad hundida.

A día de hoy el castillo es propiedad del Ayuntamiento de Villavellid, y es de acceso libre.

Castillo de Mota del Marqués

Al igual que otros castillos formaba parte de la línea defensiva de los Montes Torozos, territorio que fue disputado durante siglos por los reinos de castilla y león.

Aunque actualmente está muy deteriorado, se puede distinguir los restos de una cúpula, algunas ventanas saeteras y los cubos que formaban parte de la muralla que rodeaba al castillo. Su torre del homenaje era la única con forma circular, la más singular de Castilla y León.

Se puede visitar desde la iglesia del Salvador ascendiendo a pie hasta el castillo, llegaremos tras rodear el enorme foso y los restos de la cerca.

Otros artículos de interés:

Rincones con historia de Valladolid

Auditorio Miguel Delibes

Castillo de Curiel

El Castillo de Curiel es el más antiguo de la provincia de Valladolid, llegando a pensar que sea de la época de los romanos

El Castillo de Curiel se levanta sobre el Valle Duero, obteniendo una vista panorámica de todo este Valle y de la localidad de Peñafiel, con su castillo como seña de identidad.

Existía una leyenda que contaba la existencia de un gigante que ponía un pie en el castillo de Peñafiel y otro pie en el castillo de Curiel y bebía agua del río Duero.

Esta pequeña localidad de la provincia de Valladolid durante los años 1072 a 1109 fue cabeza de una pequeña Comunidad de Villa y Tierra durante el reinado de Alfonso VI de León.

El castillo fue pasando de un reinado a otro, hasta que Berenguela la Grande, hija de la hermana de Enrique I de Castilla, fue señora de Curiel y la artífice de la unión de Castilla y León.

Vista del Castillo de Curiel
Vista del Castillo de Curiel

El castillo de Curiel siguió pasando de mano en mano entre la realeza, la mayoría de las veces se otorgaba como dote, e incluso ha sido protagonista en obras como Don Quijote de la Mancha, de Cervantes, al que dedicó la primera parte de su obra, como Góngora que le dedicó su magistral obra Soledades.

La población de Curiel además tiene una gran importancia sus viñedos, cuenta con varias bodegas todas ellas bajo la Denominación de origen de Ribera de Duero, también es relevante en la economía de esta localidad el cultivo de cereal de secano y la ganadería ovina.

Como curiosidad del pueblo de Curiel, sus lavaderos se han convertido en un museo etnológico, reuniendo de esta forma la colección de piezas comunes a comienzos del siglo XX.

Y su danza típica las Mudanzas, se danzaban durante la fiesta de la Cruz a finales del siglo XX.

De vuelta al Castillo de Curiel, es el más antiguo de la provincia ya que se conservan restos de un recinto amurallado y la mampostería data del siglo IX.

Castillo de Curiel
Castillo de Curiel

Si vamos caminando desde Curiel tiene libre acceso, amoldando su planta a la fisonomía que tiene el cerro. La torre del homenaje está bien conservada, y también las paredes que rodean el recinto, pero desde luego lo que no tiene precio son las vistas que desde allí se observan.

La primera visión es hacía el pueblo, se puede observar como tiene forma de media luna, que entre sus calles no se puede apreciar, esta forma se debe a que la construcción del pueblo se ha ido amoldando a la forma que tiene el cerro.

Actualmente en el interior del recinto del castillo de Curiel se ha construido un complejo hotelero de lujo.

Está abierto durante los meses de julio y agosto, no obstante para más información Consultar en la Oficina de Turismo o al teléfono 9833 880 088.

Esta oficina abre de abril a septiembre en horario de:

Martes de 17 a 19
Miércoles a sábado de 10 a 13,30 y de 17 a 19,30.
Domingos y festivos de 10 a 14

Otros artículos de interés:

Qué ver en Valladolid

Los pueblos más bonitos de Valladolid



Centro de interpretación de los castillos

El Centro de interpretación de los castillos abre sus puertas en Fuensaldaña, promocionando estas fortificaciones y dando a conocer su historia

El Centro de Interpretación de los Castillos se inaugura en el Castillo de Fuensaldaña, promocionando las más de 40 fortificaciones que nos encontramos en nuestra provincia
El Castillo de Fuensaldaña fue utilizado como Sede de las Cortes de Castilla y León durante más de 20 años, y ahora abrirá sus puertas para acoger el centro de interpretación de las fortalezas.

Los castillos guardan grandes historias, en ellos vivieron reyes, se defendieron desde sus torres todos sus territorios y los sótanos vieron pasar a los más temidos presos de la época allí encadenados. La provincia de Valladolid cuenta con 44 fortalezas, solamente alrededor de veinte han conseguido mantenerse erguidas con el paso del tiempo y mantener su patrimonio en perfecto estado.

Vista aérea del Castillo de Fuensaldaña
Vista aérea del Castillo de Fuensaldaña

Con esta apertura del centro de interpretación de las fortalezas, comienza una nueva etapa para todos los castillos, intentando de esta manera una mayor afluencia turística tanto para este tipo de construcciones como a sus municipios.

Este centro de interpretación realizará un recorrido por los castillos de distintos lugares y de diferentes épocas de todo el país, e incluso descubriremos las fortalezas existentes fuera de nuestro país, para finalizar centrándonos en los situados en la provincia de Valladolid y de esta manera descubrir sus usos tan variados que tienen actualmente.

Vista aérea del Castillo de Torrelobatón
Vista aérea del Castillo de Torrelobatón

La gran parte de los castillos que todavía dan fe de su existencia en la provincia de Valladolid se erigieron entre los siglos XI y XV. Muchos fueron utilizados durante el siglo pasado como silos, otros fueron atacados por los comuneros o por tropas francesas durante 1812.

Prácticamente la totalidad de las fortificaciones que se mantienen en pie en la actualidad, ha sido por procesos de restauración a lo largo del tiempo, pudiendo de esta manera albergar proyectos turísticos y conseguir un total rendimiento.

Tales proyectos turísticos se transforman en el Museo del Vino que alberga el interior del Castillo de Peñafiel, en el Castillo de Torrelobatón se encuentra el centro de interpretación de los comuneros, en Simancas su Archivo acoge una gran cantidad de documentos del siglo XV, además de ser depósito de monedas y armas anteriormente y también podemos alojarnos entre sus muros, convertidas en lujosas habitaciones, como nos ofrece el Castillo de Curiel, propiedad de numerosos reyes.

Castillo de Peñafiel - Vista nocturna
Castillo de Peñafiel – Vista nocturna

En el caso del Castillo de Urueña, sus muros acogen un cementerio y en el castillo de Íscar se instauro la elaboración tradicional de la cerveza artesanal.

El castillo de Montealegre sirvió de inspiración al poeta Jorge Guillén, en cuya entrada se encuentran algunos de sus versos, o como es el caso del Castillo de Trigueros del Valle que se proyecta transformarse en un Castillo Encantado.

Para algunos castillos el paso del tiempo les trató peor, tal es el caso de en Mota del Marqués solo está en pie la torre del homenaje y en Tordehumos recientemente se han consolidado los muros que quedaban en pie, ofreciendo de esta manera un entorno con privilegiadas vistas.

Otros artículos de interés:

Visitar Valladolid en dos días

Tren de Zorrilla

Qué ver en Valladolid

El Castillo de Torrelobatón

El Castillo de Torrelobatón en la provincia de Valladolid es uno de los mejor conservados de Castilla y León, se encuentra en los Montes Torozos siendo bastante visible

El Castillo de Torrelobatón domina desde los Montes Torozos siendo visible desde muchos kilómetros a la redonda, además en él se rodaron algunas escenas de Charlton Heston en la película “El Cid”.

Su construcción comenzó en el siglo XIII con el objeto de vigilar el valle del Hornija. Más tarde perteneció a los Almirantes de Castilla, y en la torre del homenaje se ven los escudos de esta familia (un león debajo, dos castillos separados y anclas marinas en la orla), por lo que también es conocido como el castillo de los Almirantes.

Su construcción fue completa a mediados del siglo XV gracias a Gómez de Isla que siguió el modelo de castillo llamado escuela de Valladolid.

En la Guerra de las Comunidades de Castilla tomó un papel relevante, ya que fue escenario de la victoria de los comuneros, al vencer tras ocho días de asedio a la fortaleza, los defensores mientras fueron rodeados en la torre del homenaje, y los daños que se causaron al castillo se repararon a mediados del siglo XVI.

Desde allí partieron los comuneros hacia Toro el 23 de abril, y al llegar a Villalar fueron alcanzados, derrotados y ajusticiados.

A mediados del siglo XX el Castillo de Torrelobatón pasa a ser un almacén de cereales y a depender del (SENPA), Servicio Nacional de Trigo del Ministerio de Agricultura.

Castillo de Torrelobatón
Castillo de Torrelobatón

Es en el año 2003 cuando la Junta de Castilla y León cede el castillo a la población de Torrelobatón.

Durante varios años se realizaron en él obras de rehabilitación y acondicionamiento, al finalizar estas obras en el 2007 se crea el Centro de Interpretación de la Guerra de las Comunidades, promovido por varias instituciones públicas de la Comunidad.

Como ya hemos dicho anteriormente el diseño del Castillo de Torrelobatón corresponde a la Escuela de Valladolid, y sus torres del homenaje sirven de guía en sus proporciones a Castillos como el de Medina del Campo, Peñafiel y Fuensaldaña.

Los muros de gran altura, unos 20 metros, forman un cuadrado con cubos circulares en tres de sus esquinas. En la torre del homenaje se encuentran sobre ella ocho torreones circulares, desde ellos se vigilaba y atacaban al enemigo.

El interior de la torre del homenaje se encuentran tres plantas, la escalera para acceder a ellas contaba con 143 peldaños con multitud de puertas, así lo podemos ver por los arcos y sus bóvedas. Su antigua puerta estaba situada a mitad de la torre y conectaba con el adarve por un puente.

Vista aérea del Castillo de Torrelobatón
Vista aérea del Castillo de Torrelobatón

En su parte baja se encuentra una antesala que era el primer acceso desde el patio, la segunda altura es de finales del siglo XV con una bóveda de crucería, y el tercer piso sobresale una gran sala con bóveda.

Alrededor del castillo se encuentran los restos de lo que debió ser un foso. En la parte norte del muro, existía una entrada secreta al patio de armas.

El aljibe se encontraba a unos metros del castillo, en frente a la Iglesia de Santa María, ahora es una bodega particular, pero parece ser que se conecta este aljibe con el castillo por un paso subterráneo.

Existía una muralla exterior, de la que actualmente sólo quedan retazos de ella.

La visita que podemos realizar al Castillo de Torrelobatón es en la torre del homenaje y el adarve, en ambos sitios se encuentra el Centro de Interpretación del Movimiento Comunero, nos ayudarán a entender la historia que acontece a Castilla y León.

El horario de visitas al Castillo de Torrelobatón son de martes a viernes de 17 a 19:30 horas, y sábados, domingos y festivos, mañanas de 11 a 14 horas y tardes de 17 a 19:30 horas.

Teléfono de información del Castillo de Torrelobatón: 665 834 753

Castillo de Portillo

El Castillo de Portillo se encuentra situado en lo alto de un cerro desde el cual se domina la Tierra de Pinares

El Castillo de Portillo o Castillo de los Condes de Benavente data de los siglos XIV y XV está considerado como Bien de interés cultural y Patrimonio histórico de España.

La edificación es el resultado final de la restauración que realizó el rey Enrique IV de Castilla sobre una fábrica anterior, pero fue más tarde cuando el conde de Benavente edificó la barrera exterior, fosos empedrados, cavo un pozo de 32 m de profundida con escaleras y salas subterráneas perimetrales. Como historia importante y recurrente del castillo se encuentra el arresto y prisión de D. Álvaro de Luna, aquí pasó los últimos momentos de su vida antes de ser trasladado a Valladolid para su ejecución.

El Castillo de Portillo pertenece al prototipo de fortificaciones señoriales de la Escuela de Valladolid del siglo XV.

La primera etapa de la construcción del Castillo de Portillo se realiza en la planta del recinto interior con arcos apuntados, una torre muy curiosa en forma de “D” y bóvedas góticas.

Castillo de Portillo
Castillo de Portillo

A la muerte de Enrique II entre Portillo a su hijo, el duque de Medina Sidonia, pero su temprana muerte hace que la vuelva a recuperar en poco tiempo, de esta forma pasa ser dote de la hija de Enrique III.

Ella la vende a su hermano, Juan II de Castilla, durante todo su reinado, el cual fue muy turbulento, el castillo será recompensa o prisión para los bandos que estaban enfrentados.

Fue en el reinado de Enrique IV cuando se eleva la torre con una gran sala abovedada y se añade a la fachada el cuerpo palacial, situando los escudos en los frentes de las ventanas.

En definitiva que el Castillo de Portillo ha pasado de un bando a otro durante las guerras civiles castellanas.

En la actualidad el castillo puede visitarse y pertenece a la Universidad de Valladolid y el mantenimiento y la gestión de visitas se encarga la Asociación de Amigos de los Castillos.

El Castillo de Portillo es un centro cultural muy atractivo debido a sus visitas guiadas, visitas teatralizadas nocturnas y visitas infantiles.

Las exposiciones temporales se realizan en la torre del homenaje y en los meses de verano se celebran “Portillo Medieval”, “La Feria de la Artesanía y el ajo de Portillo” y conciertos en el patio de armas, las llamadas “Veladas musicales en los castillos”.

Hay que tener en cuenta que al ser una construcción medieval y no siendo restaurada en la era actual no cuenta con acceso para sillas de ruedas en la torre del homenaje, el pozo y la sala de exposiciones.

Para más información puede ponerse en contacto con el Castillo de Portillo a los teléfonos 983 556 539 y 983 556 899.

Para concertar visitas ponerse en contacto con la Asociación de Amigos de los Castillos de Portillo en los teléfonos 679 621 933 y 630 488 655.

Las visitas durante los meses de marzo a octubre serán los sábados, domingos y festivos de 11:00 a 13:30 y de 17:30 a 20:00

Durante los meses de octubre a marzo sábados, domingos y festivos de 11:30 a 13:30 y de 17:00 a 18:30.

Para realizar visitas durante los días de diario se deberá concertar la visita.

Vista nocturna del Castillo de Portillo
Vista nocturna del Castillo de Portillo

Si la visita que desea realizar quiere un guía para que nos cuente más sobre castillos y en particular sobre el Castillo de Portillo, su arquitectura, su historia, y todas aquellas curiosidades que nos puedan surgir podrán realizarlas todos los domingos y festivos a las 12:00 durante todo el año concertando la cita previamente, la duración de la visita será aproximadamente de una hora.

La entrada general al castillo es de 2,50€ y los niños entre 6 y 14 años de 1 €.

El Castillo de Portillo en colaboración con la Compañía de Teatro Teatronaos, nos introducen en un cuento con una serie de personajes mientras descubrimos los diferentes rincones del castillo y su historia metiéndonos los espectadores en la obra, humor, teatro, historia se funden en un marco incomparable.

Estas representaciones se realizarán todos los viernes por la noche en los meses de julio a septiembre, puede verse modificado el horario por la climatología o por otras actividades que se realicen en el castillo, para ello lo mejor es reservar previamente.

El horario de cada representación se verá modificado por las puestas de sol, comenzando el primer mes a las 22:30 y finalizando en septiembre a las 21:00, se recomienda llamar antes para asegurarnos del horario.

La duración es de 1 hora aproximadamente, y al finalizar la representación nos ofrecerán un vino con pastas típicas de esta población Vallisoletana.

Castillos en la provincia de Valladolid

La provincia de Valladolid cuenta con tener el mayor número de castillos, desde fortalezas romanas hasta castillos con tesoros en su interior

Los Castillos en la provincia de Valladolid son muy numerosos, debido a que estas tierras fueron habitadas desde tiempos prehistóricos, en ellas han pasado legiones romanas, asentamientos celtibéricos en la Edad Media, y más tarde por enfrentamientos civiles entre grandes señores y monarcas.

Castillos que han sido fortalezas de origen romano como la de San Pedro de Latarce, o Castillos como el de Simancas que alberga en su interior archivos y documentos de gran valor, ya que su fondo documental es el más completo entre los siglos XVI al XVIII.

A partir de mediados del siglo XV el rey Enrique IV decide ampliar y reformar los castillos de Portillo y de La Mota en Medina del Campo, con ellos creo un estilo muy imitado y característico, llegando a crear la llamada Escuela de Valladolid.

Castillo de la Mota
Castillo de la Mota

Muy pronto otros grandes nobles deciden copiar este estilo de castillos como fueron los castillos de Torrelobatón, Peñafiel y Fuensaldaña que tienen entre ellos una gran semejanza como son las entradas por el puente levadizo, sus celdas intramuros o sus accesos con pasillo en doble codo.

Los Nobles y letrados van adquiriendo señoríos y levantando castillos residenciales en donde en su planta cuadrada se alza la torre del homenaje de interior palacial, su altura será igual al lado del recinto y al doble de la altura de éste.

Estos castillos de proporciones perfectas son de aspecto sólido y majestuoso, en su interior imitan la estructura de los palacios urbanos de Valladolid. Esta estructura estaba formada por patios porticados, en torno a ellos se situaban las estancias residenciales, cuadras, almacenes y dependencias del servicio.

A continuación vamos a nombrar algunos de los castillos que fueron importantes en la historia de la provincia de Valladolid y que dan como resultado el proceso de repoblación y de desarrollo de las distintas villas y ciudades, todas y cada una de ellas con un gran legado patrimonial.

En el valle de Esgueva durante el siglo XV se erigieron varios castillos-palacio por orden de don Diego de Zúñiga se levantó el castillo de Encinas de Esgueva, y el de Villafuerte por orden de Garci Franco de Toledo. En el castillo de Peñafiel, habitó el infante poeta don Juan Manuel que escribió El Conde Lucanor y era sobrino de Alfonso X el Sabio.

En Villagarcía de Campos se encuentra el castillo-palacio de los Quijada, en él pasó su infancia don Juan de Austria, quien fuera el vencedor de Lepanto. En Tordehumos, su fortaleza fue baularte de la frontera entre León y Castilla.

Castillo de Simancas
Castillo de Simancas

En los Montes Torozos se levantaron fortificaciones defensivas como Urueña, Villavellid, Tiedra, Simancas, Torrelobatón y Mota del Marqués, en su lado más occidental se encuentran los de Montealegre, Trigueros del Valle, Fuensaldaña y Villalba de los Alcores en la zona oriental de los Montes Torozos.

En Tierra de Pinares se levantan castillos imponentes como el de Íscar por el conde de Miranda, castillo de Portillo y el más avanzado para su época que fue el de la Mota, en Medina del Campo, destacó ese avance por su barrera exterior, con cubos cilíndricos y galerías subterráneas.

Otros artículos de interés:

Los pueblos más bonitos de Valladolid

Oficina de Turismo de Valladolid

Rutas en moto por Valladolid

Rutas en moto por Valladolid, nos enseña a los amantes de las motos a conocer toda la provincia, sus viñedos, castillos o museos nos fascinarán

Ruta en moto entre castillos y viñedos, se trata de una ruta circular de unos 100 km aproximadamente, transcurre en el norte de la provincia de Valladolid, recorriendo pueblos como Fuensaldaña, Mucientes, Cigales, Corcos, Trigueros del Valle, Montealegre y Villalba de los Alcores.

Ruta en moto en busca de los cortados, se trata de una ruta circular de unos 100 km aproximadamente, transcurre por el noroeste de la provincia de Valladolid, recorriendo pueblos como Santovenia de Pisuerga, San Martín de Valvení, Villabáñez o Renedo entre otros, donde nos sorprenderán con sus paisajes de “los cortados”.

Cortados de Cabezón de Pisuerga
Cortados de Cabezón de Pisuerga

Ruta en moto tras la pista de la uva verdejo, se trata de una ruta circular de unos 115 kms donde conoceremos lugares históricos y podremos paladear sus excelentes vinos blancos con DO de Rueda, recorriendo poblaciones como La Seca, Serrada o Matapozuelos.

Ruta en moto desde el páramo hasta el río Duero, se trata de una ruta circular de unos 160 kms aproximadamente, recorreremos municipios con la DO de Ribera de Duero, zonas de gran interés micológico y por supuesto saborear su típico lechazo castellano en Campaspero sin olvidar realizar una parada en Peñafiel para visitar el Museo del Vino.

Castillo de Peñafiel - Museo del Vino
Castillo de Peñafiel – Museo del Vino

Ruta en moto reviviendo la historia, se trata de una ruta circular de unos 125 kms que discurre por los Montes Torozos, dónde tuvieron lugar momentos históricos como la derrota del ejército de los Comuneros en Villalar de los Comuneros, veremos castillos y viñedos con la DO de Toro, además de un observatorio astronómico en Tiedra.

Ruta en moto por los pinares y la reserva natural, se trata de una ruta circular de 140 kms recorriendo gran extensión de pinares que alberga el sur de la provincia de Valladolid. Municipios como Castronuño Rueda, Alaejos o Pollos se encuentran situados entre campos de cultivo de cereales alternando con grande zonas de pinares, y como no en esta provincia saborear alguno de sus vinos en este caso de la DO de Rueda.

Ruta en moto por la villa del libro y su entorno, se trata de una ruta circular de unos 160 km aproximadamente se encuentra plagada de monasterios y fortalezas donde se celebraron grandes batallas. Fuensaldaña, Medina de Rioseco, Urueña o la Santa Espina podremos encontrar entre sus muro mucha de esta historia.

Vista aérea Monasterio Santa Espina
Vista aérea Monasterio Santa Espina

Ruta en moto por el arte mudéjar, se trata de una ruta circular de unos 170 kms se encuentra al sur de la provincia de Valladolid, allí se celebraron las primeras ferias comerciales de Europa y conforman un estilo arquitectónico como es el arte mudéjar. Almenara de Adaja con su Museo de las Villas Romanas u Olmedo donde se encuentra el Parque Temático del Mudéjar, son algunas de las opciones que nos ofrece esta ruta.

Ruta en moto por el norte del Duero, se trata de una ruta circular de 132 kms aproximadamente para recorrernos el valle del río Esgueva. Municipios como Valbuena de Duero o Pesquera de Duero nos ofrecen múltiples bodegas con DO de Ribera de Duero con actividades de enoturismo. También encontraremos un paisaje que nos ofrece un remanso de tranquilidad en el embalse situado cerca de Encinas de Esgueva.

Ruta en moto en tierra de pan y queso, se trata de una ruta circular de unos 220 kms recorreremos parte de la Tierra de Campos de la provincia de Valladolid. El paisaje nos ofrece extensas llanuras de cultivo del cereal atravesado por varios ríos y por supuesto el Canal de Castilla, único canal navegable en toda España. Mayorga, Villalón de Campos o Mucientes son algunos de los municipios que visitaremos, éste último con la DO de vinos de Cigales.

Ruta en moto por el arte mudéjar

La ruta en moto por el arte mudéjar nos muestra las construcciones de ladrillo, las cuales conforman el estilo arquitectónico del arte mudéjar

La ruta en moto por el arte mudéjar puede realizarse en cualquier época del año.

Se trata de una ruta circular que recorre unos 170 km entre pueblos de la zona sur de la provincia de Valladolid, está considerada de dificultad media.

La ruta en moto por el arte mudéjar recorremos varios municipios de la provincia de Valladolid, en los cuales se celebraron las primeras ferias comerciales de Europa y al mismo tiempo poder contemplar las construcciones de ladrillo que conforman el estilo arquitectónico del arte mudéjar.

Arte Mudéjar
Arte Mudéjar

 

Comenzaremos la ruta saliendo de Valladolid por la A-601 en dirección a Portillo, población de gran interés en la alfarería y no podemos irnos sin probar sus mantecados que llevan el mismo nombre, que son una delicia. La altura a la que se encuentra esta población nos permite contemplar todas las tierras circundantes.

 

La ruta continuará por la VP-1202, el alto y zona recreativa del Llano de San Marugán nos llevará hasta Cogeces de Íscar y hasta el municipio de Íscar, villa maderera donde se encuentra su castillo y el Museo Mariemma.

Saldremos de esta localidad por la VP-1002 hasta Villaverde de Íscar y entraremos un poco en la provincia de Segovia, en Coca. Volveremos otra vez a territorio Vallisoletano por la VP-1108 hasta Puras y a continuación hasta Almenara de Adaja.

En el término municipal de Puras se encuentra el Museo de las Villas Romanas, su visita es de gran interés. Continuaremos por la VP-9107 hacia Bocigas y después a Olmedo, denominada también la “Ciudad del Caballero”, y dónde se encuentra el Parque Temático del Mudéjar, se encuentran reproducciones a escala de iglesias y monasterios de la provincia de Valladolid.

Parque Mudéjar de Olmedo
Parque Mudéjar de Olmedo

Tomaremos la VA-410 hasta Ataquines, allí por la A6 llegaremos hasta Medina del Campo, villa de las Ferias y su imponente Castillo de la Mota.

En Medina del Campo nos adentramos en la DO de vinos de Rueda, recorreremos la VA-404 hacia Pozaldez y Rodilana para coger la CL-610 para volver a Valladolid.

De vuelta pasaremos por La Seca y Serrada, que encontramos su museo del arte al aire libre. Metidos en plena tierra de pinares llegaremos hasta Villanueva de Duero y el barrio de Puente Duero que es la entrada a Valladolid por la zona Sur.

Durante este recorrido tendremos gasolineras para repostar en Valladolid, Portillo, Íscar, Olmedo, Medina del Campo y Serrada.

Otros artículos de su interés:

Rutas en moto por Valladolid

Qué ver en Valladolid

Semana Santa de Valladolid

Ruta en moto entre castillos y viñedos

La ruta en moto entre castillos y viñedos recorre los principales pueblos del norte de la provincia de Valladolid

La ruta en moto entre castillos y viñedos puede realizarse durante todo el año, aunque debido a que se recorren varios viñedos sería más aconsejable en septiembre, ya que es temporada de vendimia.

Se trata de una ruta circular que recorre unos 100 km aproximadamente entre pueblos de la provincia de Valladolid, está considerada de dificultad media.

La ruta se comienza desde Valladolid por la VA-900, se puede acceder a esta carretera por la salida 121 de la A-62 (E-80 Autovía de Castilla), siendo el primer pueblo de parada Fuensaldaña. En esta población destaca visitar su castillo, metido en su casco urbano, sus viñedos y sus magníficos restaurantes.

Castillo de Fuensaldaña
Castillo de Fuensaldaña

Continuaremos por la misma carretera hasta llegar a Mucientes, allí nos enseñaran en la Bodega-Aula de Interpretación cómo se realizaba la elaboración tradicional del vino y la cultura popular.

 

A continuación seguiremos hasta Cigales, cuna de la DO de vinos de Cigales, Corcos y Trigueros del Valle.

 

Mientras realizamos el recorrido por estos pueblos podremos observar la gran extensión de viñedos que existen, además de poder contemplar en Corcos su Castillo y en Trigueros del Valle la Fortaleza de Gutiérrez de Robles señor de Valdetrigueros.

Cambiaremos a las carreteras VA-903 y VA-904 hasta la localidad de Ampudia en el sur de la provincia de Palencia, desde allí tomaremos la P-910 en dirección a Valoria del Alcor.
Un poco más adelante volveremos a entrar en la provincia de Valladolid por la VA-943 para llegar hasta la localidad de Montealegre y conocer su castillo, el cual alberga un Centro de Interpretación del medievo, que puede visitarse entre abril y septiembre.

Castillo de Montealegre
Castillo de Montealegre

Volveremos por la VA-912 hasta Villalba de los Alcores, de gran importancia quesera, hasta llegar de nuevo a Mucientes.

Desde este último cogeremos la VA-900 hasta Fuensaldaña para llegar a ver por la tarde la visita teatralizada al castillo.

En prácticamente todos los pueblos podremos observar grandes extensiones de viñedos, en pueblos como Fuensaldaña, Corcos, Trigueros del Valle, Montealegre, Villalba de los Alcores contemplaremos sus espectaculares castillos, y en cualquiera de ellos disfrutaremos de una estupenda comida regada con sus mejores vinos para recuperar fuerzas.

Durante este recorrido tendremos gasolineras para repostar en Valladolid y Cigales.

Otros artículos de interés:

Rutas en moto por Valladolid

Rutas por Valladolid

Visitar Valladolid en dos días

Ruta en moto en busca de los cortados

La ruta en moto en busca de los cortados es una forma diferente de conocer “los cortados” que discurren por el noroeste de la provincia de Valladolid

La ruta en moto en busca de los cortados puede realizarse en cualquier época del año.

Se trata de una ruta circular que recorre unos 100 km aproximadamente entre pueblos de la provincia de Valladolid, está considerada de dificultad media.

Esta ruta nos sorprende con asombrosos paisajes de “los cortados”, se trata de formaciones esculpidas por el río durante siglos, y nos muestran bruscamente la superficie de los páramos con la profundidad del valle.

Cortados de Cabezón de Pisuerga
Cortados de Cabezón de Pisuerga

La ruta en busca de los cortados comienza desde Valladolid, por la VA-113 dirección a Santovenia de Pisuerga, desde allí comenzaremos a visualizar los idílicos paisajes de los cortados.

Nos desviaremos por la VA-3003 hacia San Martín de Valvení, desde allí podremos disfrutar de una parada con unas fantásticas vistas de los cortados.

Continuaremos en dirección a Valoria la Buena, población que depende de la DO de Cigales. Giraremos a la derecha en la VA-103 para adentrarnos en el Valle del Cerrato palentino, allí se encuentran poblaciones cercanas como Cerrato y Alba de Cerrato.

 

Continuaremos por esta carretera hacia el Valle Esgueva, para incorporarnos a la VA-101 atravesando el pueblo de Esguevillas de Esgueva en dirección a Villafuerte de Esgueva, allí nos sorprenderá su impresionante castillo.

Por la VA-104 saldremos del Valle Esgueva en dirección a Castrillo Tejeriego, Villavaquerín y Villabáñez. Allí cogeremos la VP-3001, llegando a nuestra última parada del recorrido que es Renedo de Esgueva, población muy cercana a Valladolid, en ella se encuentra “El Valle de los Seis Sentidos”, dónde podremos disfrutar con sus tirolinas, puentes y juegos como los más pequeños.

Valle de los 6 sentidos
Valle de los 6 sentidos

En cualquiera de los pueblos que recorremos en nuestra ruta podremos disfrutar de su gran gastronomía, además de unos vinos con Denominación de Origen de Cigales, y sobre todo de un paisaje inolvidable.

Durante este recorrido tendremos gasolineras para repostar en Valladolid, Santovenia de Pisuerga, Cabezón de Pisuerga y Renedo de Esgueva.

Otros artículos de su interés:

Rutas en moto por Valladolid

Pueblos más bonitos de Valladolid

Oficina de Turismo de Valladolid