Archivo de la etiqueta: Montes Torozos

Castillos en ruinas

La provincia de Valladolid está repleta de castillos, la mayor parte están rehabilitados pero hay otros que se han mantenido en ruinas

A continuación detallaremos algunos de los castillos en ruinas que se encuentran salpicados por la provincia, pero no por eso hay que dejar de visitarles y de contemplar sus alrededores.

Castillo – Palacio de Villagarcía de Campos

El castillo – Palacio de Villagarcía de Campos se encuentra situado junto a la carretera, al pie de los Montes Torozos, su acceso es libre.

El Castillo – Palacio de Villagarcía de Campos fue una obra de gran envergadura, y en sus tiempos tuvo un gran esplendor. Estaba formado por un puente levadizo y altos torreones.

Castillo de Villagarcía de Campos
Castillo de Villagarcía de Campos

Perteneció a la corona y posteriormente a la reina, la cual lo entregó a don Luis Méndez Quijada y a su esposa doña Magdalena de Ulloa.

La educación de su hijo bastardo, fruto de una relación con una lavandera se la otorgó a ellos.

El futuro don Juan de Austria creció aquí secretamente, éste ignoraría su identidad hasta los 14 años.

A esta edad, fue cuando conoció a su hermano Felipe II en el monasterio de la Santa Espina.

En 1810, el castillo fue asolado por el ejército francés, en la actualidad su titularidad la ostenta la condesa de Cifuentes.

Castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle

Se dice que el castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle se hizo a base de piedras provenientes del castillo de Trigueros del Valle.

Desde este castillo se pueden observar “Los Cortados”, situados sobre el río Pisuerga, y que pertenecen al municipio de San Martín de Valveni. Es un paraje digno de ver.

Castillo de Fuente El Sol

Situado fuera del núcleo urbano, situado sobre un pequeño cerro vigila el resto del conjunto urbano, en la actualidad es de propiedad privada.

Este castillo data del siglo XV, su aspecto original de la Plaza de Armas se ha modificado por un tranquilo y silencioso cementerio.

Castillo de San Pedro de Latarce

Este castillo se encuentro situado en una pequeña elevación a la entrada del pueblo, y es una de las fortificaciones más antiguas de Valladolid y de toda Castilla y León.

Su forma es poligonal, en el lado interno de la muralla tiene unos huecos dónde se intuyen debieron montarse torres hechas de madera ya desplomadas. En la actualidad es propiedad del Ayuntamiento.

Castillo de Tordehumos

Data de mediados del siglo XII, baluarte de la frontera entre los dos reinos de Castilla y León. Fue testigo del Tratado de Tordehumos en 1194, allí Alfonso IX de León y Alfonso VIII de Castilla sentaron las bases de la unión de las coronas.

Debido a su situación privilegiada se comunicaba con otros castillos a través de señales de humo de día y fuegos de noche, de ahí que la denominasen “Otero de los Humos”, por lo que dio nombre a su pueblo.

Castillo de Tordehumos
Castillo de Tordehumos

Siglos más tarde, este castillo sirvió de refugio del ejército francés derrotando a las tropas españolas en la batalla del Moclín, ocurrida en la población de Medina de Rioseco.

Para acceder al castillo se accede a través de una pista de poca pendiente con escaleras, durante el trayecto tiene paneles explicativos, y en lo alto del cerro se hallan los vestigios de la muralla.

De su construcción medieval no se conserva nada, ya que fue arrasada en la Guerra de las Comunidades, pero debido a su privilegiada situación lo convierte en uno de los mejores miradores que hay sobre la comarca.

Castillo de Villavellid

Esta fortaleza situada en la línea fronteriza de los reinos de Castilla y León, que han estado enfrentados durante siglos.

Data del siglo XV su construcción por orden de don Diego de Almanza, el que fuera regidor de Toro, y con su muerte la villa forma parte del legado a su hija Constanza.

Este mayorazgo fue confirmado por los reyes Enrique IV y su hermanastro en 1467, en aquel momento ambos se encontraban enfrentados en una guerra.

Castillo de Villavellid
Castillo de Villavellid

Es su hijo Francisco, primera marqués de Alcañices, forma mayorazgo en 1522 con múltiples villas entre las que se encuentra Villavellid.

Su construcción está según los parámetros de la Escuela de Valladolid, se levantó sobre anchos muros de cantería que ocultaban armazones de mampuesto. De planta cuadrada y tres cubos cilíndricos en cada uno de sus ángulos, siendo el cuarto ocupado por la torre del homenaje. Esta torre de dos pisos, se encuentra en la actualidad hundida.

A día de hoy el castillo es propiedad del Ayuntamiento de Villavellid, y es de acceso libre.

Castillo de Mota del Marqués

Al igual que otros castillos formaba parte de la línea defensiva de los Montes Torozos, territorio que fue disputado durante siglos por los reinos de castilla y león.

Aunque actualmente está muy deteriorado, se puede distinguir los restos de una cúpula, algunas ventanas saeteras y los cubos que formaban parte de la muralla que rodeaba al castillo. Su torre del homenaje era la única con forma circular, la más singular de Castilla y León.

Se puede visitar desde la iglesia del Salvador ascendiendo a pie hasta el castillo, llegaremos tras rodear el enorme foso y los restos de la cerca.

Otros artículos de interés:

Rincones con historia de Valladolid

Auditorio Miguel Delibes

Castillo de Tiedra

El castillo de Tiedra situado en la provincia de Valladolid al final de los Montes Torozos y desde podemos vislumbrar Tierra de Campos

El castillo de Tiedra siempre separado entre dos mundos, entre Montes Torozos y Tierra de Campos. Incluso cuando en la historia fue frontera entre los Reinos de León o Castilla, o viceversa, ya que perteneció a los dos reinos en diferente momentos.

Por esa razón el castillo de Tiedra se denominó de frontera, ya que marcaba una posición fundamental. Desde donde se puede divisar toda una alfombra de cultivo de cereal, llegando a poder ver la población de Toro los días más claros.

Aunque el castillo de Tiedra no es tan grande como el castillo de Medina del Campo o de Peñafiel. Es cierto que es el más hermoso que se encuentran entre las planicies de Tierra de Campos y las estribaciones de Montes Torozos.

En la actualidad, se puede visitar y además se ha creado una maqueta que muestra como era el pueblo en el siglo XII, no la falta detalle, la muralla que rodeaba la villa, la Parroquia de Santa María, la torre defensiva de 33 metros de altura y todas las casas de los aldeanos.

Muchos años antes por estas tierras estuvieron los vacceos, así lo manifiestan los restos hallados, tiempo después los romanos en la conocida como Amallóbriga. Fue en el medievo cuando Tiedra tuvo todo su esplendor como fuerte, faro y linde tanto del Reino de León como del Reino de Castilla.

La primera mención hacia el castillo de Tiedra fue en los tiempos de Sancho II de Castilla, en el siglo XI. Con la separación de los reinos de Castilla y León este castillo formó parte de León.

Castillo de Tiedra
Castillo de Tiedra

Cuando se anula el matrimonio entre Alfonso IX de León y la infanta doña Berenguela, le entrega el castillo de Tiedra como compensación. En 1825 Sancho IV de Castilla entrega como recompensa la villa de Tiedra a don Pedro Álvarez de Asturias. Cuando su hija se casa con Alfonso de Meneses incluye Tiedra al señorío de los Téllez de Meneses.

Con la muerte del último vástago del linaje, la villa pasa por varios señores hasta que por fin se confirma con los Reyes Católicos. Hasta el siglo XIX la fortaleza permanece en la Casa de Osuna

El castillo de Tiedra está formado por una torre defensiva de finales del siglo XII. durante el siglo XIV se cierra alrededor de esta torre con un muro que lo une a la muralla de la villa.

Los frentes norte y oeste corresponden a los frentes más antiguos, de esta forma aprovechan los lienzos de la muralla sobre el cerro. La disposición de las puertas y la buena cantería son del año 1200.

A finales del siglo XIII Alfonso de Meneses manda levantar la torre del homenaje de forma cuadrada y construida en sillería. Tiene diferentes plantas abovedadas, mide 13 metros de ancho y 28 de altura.

Vista aérea Castillo de Tiedra
Vista aérea Castillo de Tiedra

Está coronada por un matacán corrido rematado por almenas y un siglo después se construye una muralla almenada hexagonal de poca altura y reforzada con tres cubos circulares y rodeada por un foso. La torre circulas situada en el sureste data del siglo XV.

Tenía varías puertas de acceso, actualmente sólo está habilitada la puerta del oeste, la cual está flanqueada por dos torreones.

En el año 2004 el ayuntamiento compra el castillo de Tiedra y en la actualidad se encuentra rehabilitado totalmente.

El horario de visitas es:

De noviembre a marzo:

• Sábados, domingos y festivos: mañanas a la 13 h y tardes a las 17 h.

De abril a octubre:

• Sábados, domingos y festivos: mañanas a la 13 h y tardes a las 18 h.

Para concertar visitas otros días de la semana y horarios, o grupos debe ser con reserva propia. Pueden llamar al teléfono de información: 983 791 405 y 667 763 852 o en la Oficina de Turismo.

• Tarifas para visitar el castillo de Tiedra:
• Entrada general 2€
• Grupos de más de 15 personas; 1,5€
• Menores de 12 años: gratuito

Otros artículos de interés:

Centro Astronómico de Tiedra

Castillos en la Provincia de Valladolid

Castillo de Villalba de los Alcores

El Castillo de Villalba de los Alcores está situado al nordeste de la provincia de Valladolid, en la comarca de los Montes Torozos

El castillo de Villalba de los Alcores situado en pleno Montes Torozos rodeados de quejigos, encinas e innumerables campos de cultivo, la comarca llega alcanzar la Tierra de Campos.

Los primeros habitantes de esta población fueron los vacceos, eran un pueblo prerromano que utilizó la cultura cerealista, dan fe los restos que se han encontrado.

A partir del siglo X la población de Villalba de los Alcores fue repoblada por gentes del norte de la península, el Reino de León.

Las tierras fueron reconquistadas y Alfonso III estableció la frontera en el Duero, en este momento empieza la repoblación alrededor de una iglesia primitiva.

Se unifican los reinos de Castilla y León por Fernando I, es “villa realenga”, donándose entonces a la Orden de San Juan de Jerusalén.

Castillo de Villalba de los Alcores
Castillo de Villalba de los Alcores

A finales de este siglo pasa a manos de la familia Meneses, por orden de Alfonso VIII.

El castillo de Villalba de los Alcores pasa por muchas personas, a mediados del siglo XIV pertenecía a Don Juan Alfonso de Alburquerque, para posteriormente estar bajo el señorío de Castilnuovo.

Ya en el siglo XIX Cipriano de Rivas lo adquiere, era el secretario real y en la actualidad son sus descendientes los que tienen la titularidad.

Se declara Monumento histórico en el siglo XX, su muralla llegó alcanzar un perímetro de más de 1 km durante el siglo XV, se conservan actualmente grandes lienzos.

El castillo de Villalba de los Alcores tuvo 2 puertas al menos y 36 cubos semicirculares, actualmente se pueden contemplar 7, algunos se han acondicionado y rehabilitado para su visita.

El castillo está situado un extremo de la villa amurallada, aunque sus orígenes siguen siendo inciertos, ya que no se sitúa exactamente quienes lo construyeron los sanjuanistas, los Templarios o la familia Meneses.

Panorámica del Castillo de Villalba de los Alcores
Panorámica del Castillo de Villalba de los Alcores

El castillo de Villalba de los Alcores tiene una edificación muy particular, un castillo-palacio totalmente abovedado y siguiendo las técnicas y los arquetipos cistercienses.

Se organiza su estructura en dos niveles superpuestos de bóvedas de crucería.

Su planta tiene forma rectangular, además de 9 torres, 7 macizas y 2 dos de ellas con salas interiores abovedadas.

La visita al castillo de Villalba de los Alcores es privado y no es accesible. La Oficina de Turismo pone a nuestra disposición la proyección de un vídeo explicativo, y la posibilidad de visitar los cubos restaurados y los restos de la muralla.

Para más información pueden ponerse en contacto mediante el teléfono 983 003 298.

No podemos irnos de esta población de Villalba de los Alcores sin antes visitar sus Iglesias de Santa María del Templo, que data del siglo XII y construida por los templarios, también de ese siglo es la Iglesia de Santiago Apóstol.

La Ermita del Santo Cristo del Humilladero anterior al siglo XVIII, en su interior alberga un retablo del Monasterio cisterciense de Santa María de Matallana y el Monasterio de Santa María de Matallana que data del siglo XII.

Y por último el museo de la carpintería, se encuentra ubicado en las dependencias municipales anejas a la Casa Consistorial.

Otros artículos de interés:

Leyenda del Pisuerga

Museo de Escultura Policromada

Castillos en la provincia de Valladolid

La provincia de Valladolid cuenta con tener el mayor número de castillos, desde fortalezas romanas hasta castillos con tesoros en su interior

Los Castillos en la provincia de Valladolid son muy numerosos, debido a que estas tierras fueron habitadas desde tiempos prehistóricos, en ellas han pasado legiones romanas, asentamientos celtibéricos en la Edad Media, y más tarde por enfrentamientos civiles entre grandes señores y monarcas.

Castillos que han sido fortalezas de origen romano como la de San Pedro de Latarce, o Castillos como el de Simancas que alberga en su interior archivos y documentos de gran valor, ya que su fondo documental es el más completo entre los siglos XVI al XVIII.

A partir de mediados del siglo XV el rey Enrique IV decide ampliar y reformar los castillos de Portillo y de La Mota en Medina del Campo, con ellos creo un estilo muy imitado y característico, llegando a crear la llamada Escuela de Valladolid.

Castillo de la Mota
Castillo de la Mota

Muy pronto otros grandes nobles deciden copiar este estilo de castillos como fueron los castillos de Torrelobatón, Peñafiel y Fuensaldaña que tienen entre ellos una gran semejanza como son las entradas por el puente levadizo, sus celdas intramuros o sus accesos con pasillo en doble codo.

Los Nobles y letrados van adquiriendo señoríos y levantando castillos residenciales en donde en su planta cuadrada se alza la torre del homenaje de interior palacial, su altura será igual al lado del recinto y al doble de la altura de éste.

Estos castillos de proporciones perfectas son de aspecto sólido y majestuoso, en su interior imitan la estructura de los palacios urbanos de Valladolid. Esta estructura estaba formada por patios porticados, en torno a ellos se situaban las estancias residenciales, cuadras, almacenes y dependencias del servicio.

A continuación vamos a nombrar algunos de los castillos que fueron importantes en la historia de la provincia de Valladolid y que dan como resultado el proceso de repoblación y de desarrollo de las distintas villas y ciudades, todas y cada una de ellas con un gran legado patrimonial.

En el valle de Esgueva durante el siglo XV se erigieron varios castillos-palacio por orden de don Diego de Zúñiga se levantó el castillo de Encinas de Esgueva, y el de Villafuerte por orden de Garci Franco de Toledo. En el castillo de Peñafiel, habitó el infante poeta don Juan Manuel que escribió El Conde Lucanor y era sobrino de Alfonso X el Sabio.

En Villagarcía de Campos se encuentra el castillo-palacio de los Quijada, en él pasó su infancia don Juan de Austria, quien fuera el vencedor de Lepanto. En Tordehumos, su fortaleza fue baularte de la frontera entre León y Castilla.

Castillo de Simancas
Castillo de Simancas

En los Montes Torozos se levantaron fortificaciones defensivas como Urueña, Villavellid, Tiedra, Simancas, Torrelobatón y Mota del Marqués, en su lado más occidental se encuentran los de Montealegre, Trigueros del Valle, Fuensaldaña y Villalba de los Alcores en la zona oriental de los Montes Torozos.

En Tierra de Pinares se levantan castillos imponentes como el de Íscar por el conde de Miranda, castillo de Portillo y el más avanzado para su época que fue el de la Mota, en Medina del Campo, destacó ese avance por su barrera exterior, con cubos cilíndricos y galerías subterráneas.

Otros artículos de interés:

Los pueblos más bonitos de Valladolid

Oficina de Turismo de Valladolid

Rutas en moto por Valladolid

Rutas en moto por Valladolid, nos enseña a los amantes de las motos a conocer toda la provincia, sus viñedos, castillos o museos nos fascinarán

Ruta en moto entre castillos y viñedos, se trata de una ruta circular de unos 100 km aproximadamente, transcurre en el norte de la provincia de Valladolid, recorriendo pueblos como Fuensaldaña, Mucientes, Cigales, Corcos, Trigueros del Valle, Montealegre y Villalba de los Alcores.

Ruta en moto en busca de los cortados, se trata de una ruta circular de unos 100 km aproximadamente, transcurre por el noroeste de la provincia de Valladolid, recorriendo pueblos como Santovenia de Pisuerga, San Martín de Valvení, Villabáñez o Renedo entre otros, donde nos sorprenderán con sus paisajes de “los cortados”.

Cortados de Cabezón de Pisuerga
Cortados de Cabezón de Pisuerga

Ruta en moto tras la pista de la uva verdejo, se trata de una ruta circular de unos 115 kms donde conoceremos lugares históricos y podremos paladear sus excelentes vinos blancos con DO de Rueda, recorriendo poblaciones como La Seca, Serrada o Matapozuelos.

Ruta en moto desde el páramo hasta el río Duero, se trata de una ruta circular de unos 160 kms aproximadamente, recorreremos municipios con la DO de Ribera de Duero, zonas de gran interés micológico y por supuesto saborear su típico lechazo castellano en Campaspero sin olvidar realizar una parada en Peñafiel para visitar el Museo del Vino.

Castillo de Peñafiel - Museo del Vino
Castillo de Peñafiel – Museo del Vino

Ruta en moto reviviendo la historia, se trata de una ruta circular de unos 125 kms que discurre por los Montes Torozos, dónde tuvieron lugar momentos históricos como la derrota del ejército de los Comuneros en Villalar de los Comuneros, veremos castillos y viñedos con la DO de Toro, además de un observatorio astronómico en Tiedra.

Ruta en moto por los pinares y la reserva natural, se trata de una ruta circular de 140 kms recorriendo gran extensión de pinares que alberga el sur de la provincia de Valladolid. Municipios como Castronuño Rueda, Alaejos o Pollos se encuentran situados entre campos de cultivo de cereales alternando con grande zonas de pinares, y como no en esta provincia saborear alguno de sus vinos en este caso de la DO de Rueda.

Ruta en moto por la villa del libro y su entorno, se trata de una ruta circular de unos 160 km aproximadamente se encuentra plagada de monasterios y fortalezas donde se celebraron grandes batallas. Fuensaldaña, Medina de Rioseco, Urueña o la Santa Espina podremos encontrar entre sus muro mucha de esta historia.

Vista aérea Monasterio Santa Espina
Vista aérea Monasterio Santa Espina

Ruta en moto por el arte mudéjar, se trata de una ruta circular de unos 170 kms se encuentra al sur de la provincia de Valladolid, allí se celebraron las primeras ferias comerciales de Europa y conforman un estilo arquitectónico como es el arte mudéjar. Almenara de Adaja con su Museo de las Villas Romanas u Olmedo donde se encuentra el Parque Temático del Mudéjar, son algunas de las opciones que nos ofrece esta ruta.

Ruta en moto por el norte del Duero, se trata de una ruta circular de 132 kms aproximadamente para recorrernos el valle del río Esgueva. Municipios como Valbuena de Duero o Pesquera de Duero nos ofrecen múltiples bodegas con DO de Ribera de Duero con actividades de enoturismo. También encontraremos un paisaje que nos ofrece un remanso de tranquilidad en el embalse situado cerca de Encinas de Esgueva.

Ruta en moto en tierra de pan y queso, se trata de una ruta circular de unos 220 kms recorreremos parte de la Tierra de Campos de la provincia de Valladolid. El paisaje nos ofrece extensas llanuras de cultivo del cereal atravesado por varios ríos y por supuesto el Canal de Castilla, único canal navegable en toda España. Mayorga, Villalón de Campos o Mucientes son algunos de los municipios que visitaremos, éste último con la DO de vinos de Cigales.