Castillos en ruinas

La provincia de Valladolid está repleta de castillos, la mayor parte están rehabilitados pero hay otros que se han mantenido en ruinas

A continuación detallaremos algunos de los castillos en ruinas que se encuentran salpicados por la provincia, pero no por eso hay que dejar de visitarles y de contemplar sus alrededores.

Castillo – Palacio de Villagarcía de Campos

El castillo – Palacio de Villagarcía de Campos se encuentra situado junto a la carretera, al pie de los Montes Torozos, su acceso es libre.

El Castillo – Palacio de Villagarcía de Campos fue una obra de gran envergadura, y en sus tiempos tuvo un gran esplendor. Estaba formado por un puente levadizo y altos torreones.

Castillo de Villagarcía de Campos
Castillo de Villagarcía de Campos

Perteneció a la corona y posteriormente a la reina, la cual lo entregó a don Luis Méndez Quijada y a su esposa doña Magdalena de Ulloa.

La educación de su hijo bastardo, fruto de una relación con una lavandera se la otorgó a ellos.

El futuro don Juan de Austria creció aquí secretamente, éste ignoraría su identidad hasta los 14 años.

A esta edad, fue cuando conoció a su hermano Felipe II en el monasterio de la Santa Espina.

En 1810, el castillo fue asolado por el ejército francés, en la actualidad su titularidad la ostenta la condesa de Cifuentes.

Castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle

Se dice que el castillo de Aguilarejo de Corcos del Valle se hizo a base de piedras provenientes del castillo de Trigueros del Valle.

Desde este castillo se pueden observar “Los Cortados”, situados sobre el río Pisuerga, y que pertenecen al municipio de San Martín de Valveni. Es un paraje digno de ver.

Castillo de Fuente El Sol

Situado fuera del núcleo urbano, situado sobre un pequeño cerro vigila el resto del conjunto urbano, en la actualidad es de propiedad privada.

Este castillo data del siglo XV, su aspecto original de la Plaza de Armas se ha modificado por un tranquilo y silencioso cementerio.

Castillo de San Pedro de Latarce

Este castillo se encuentro situado en una pequeña elevación a la entrada del pueblo, y es una de las fortificaciones más antiguas de Valladolid y de toda Castilla y León.

Su forma es poligonal, en el lado interno de la muralla tiene unos huecos dónde se intuyen debieron montarse torres hechas de madera ya desplomadas. En la actualidad es propiedad del Ayuntamiento.

Castillo de Tordehumos

Data de mediados del siglo XII, baluarte de la frontera entre los dos reinos de Castilla y León. Fue testigo del Tratado de Tordehumos en 1194, allí Alfonso IX de León y Alfonso VIII de Castilla sentaron las bases de la unión de las coronas.

Debido a su situación privilegiada se comunicaba con otros castillos a través de señales de humo de día y fuegos de noche, de ahí que la denominasen “Otero de los Humos”, por lo que dio nombre a su pueblo.

Castillo de Tordehumos
Castillo de Tordehumos

Siglos más tarde, este castillo sirvió de refugio del ejército francés derrotando a las tropas españolas en la batalla del Moclín, ocurrida en la población de Medina de Rioseco.

Para acceder al castillo se accede a través de una pista de poca pendiente con escaleras, durante el trayecto tiene paneles explicativos, y en lo alto del cerro se hallan los vestigios de la muralla.

De su construcción medieval no se conserva nada, ya que fue arrasada en la Guerra de las Comunidades, pero debido a su privilegiada situación lo convierte en uno de los mejores miradores que hay sobre la comarca.

Castillo de Villavellid

Esta fortaleza situada en la línea fronteriza de los reinos de Castilla y León, que han estado enfrentados durante siglos.

Data del siglo XV su construcción por orden de don Diego de Almanza, el que fuera regidor de Toro, y con su muerte la villa forma parte del legado a su hija Constanza.

Este mayorazgo fue confirmado por los reyes Enrique IV y su hermanastro en 1467, en aquel momento ambos se encontraban enfrentados en una guerra.

Castillo de Villavellid
Castillo de Villavellid

Es su hijo Francisco, primera marqués de Alcañices, forma mayorazgo en 1522 con múltiples villas entre las que se encuentra Villavellid.

Su construcción está según los parámetros de la Escuela de Valladolid, se levantó sobre anchos muros de cantería que ocultaban armazones de mampuesto. De planta cuadrada y tres cubos cilíndricos en cada uno de sus ángulos, siendo el cuarto ocupado por la torre del homenaje. Esta torre de dos pisos, se encuentra en la actualidad hundida.

A día de hoy el castillo es propiedad del Ayuntamiento de Villavellid, y es de acceso libre.

Castillo de Mota del Marqués

Al igual que otros castillos formaba parte de la línea defensiva de los Montes Torozos, territorio que fue disputado durante siglos por los reinos de castilla y león.

Aunque actualmente está muy deteriorado, se puede distinguir los restos de una cúpula, algunas ventanas saeteras y los cubos que formaban parte de la muralla que rodeaba al castillo. Su torre del homenaje era la única con forma circular, la más singular de Castilla y León.

Se puede visitar desde la iglesia del Salvador ascendiendo a pie hasta el castillo, llegaremos tras rodear el enorme foso y los restos de la cerca.

Otros artículos de interés:

Rincones con historia de Valladolid

Auditorio Miguel Delibes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *