Castillo de Curiel

El Castillo de Curiel es el más antiguo de la provincia de Valladolid, llegando a pensar que sea de la época de los romanos

El Castillo de Curiel se levanta sobre el Valle Duero, obteniendo una vista panorámica de todo este Valle y de la localidad de Peñafiel, con su castillo como seña de identidad.

Existía una leyenda que contaba la existencia de un gigante que ponía un pie en el castillo de Peñafiel y otro pie en el castillo de Curiel y bebía agua del río Duero.

Esta pequeña localidad de la provincia de Valladolid durante los años 1072 a 1109 fue cabeza de una pequeña Comunidad de Villa y Tierra durante el reinado de Alfonso VI de León.

El castillo fue pasando de un reinado a otro, hasta que Berenguela la Grande, hija de la hermana de Enrique I de Castilla, fue señora de Curiel y la artífice de la unión de Castilla y León.

Vista del Castillo de Curiel
Vista del Castillo de Curiel

El castillo de Curiel siguió pasando de mano en mano entre la realeza, la mayoría de las veces se otorgaba como dote, e incluso ha sido protagonista en obras como Don Quijote de la Mancha, de Cervantes, al que dedicó la primera parte de su obra, como Góngora que le dedicó su magistral obra Soledades.

La población de Curiel además tiene una gran importancia sus viñedos, cuenta con varias bodegas todas ellas bajo la Denominación de origen de Ribera de Duero, también es relevante en la economía de esta localidad el cultivo de cereal de secano y la ganadería ovina.

Como curiosidad del pueblo de Curiel, sus lavaderos se han convertido en un museo etnológico, reuniendo de esta forma la colección de piezas comunes a comienzos del siglo XX.

Y su danza típica las Mudanzas, se danzaban durante la fiesta de la Cruz a finales del siglo XX.

De vuelta al Castillo de Curiel, es el más antiguo de la provincia ya que se conservan restos de un recinto amurallado y la mampostería data del siglo IX.

Castillo de Curiel
Castillo de Curiel

Si vamos caminando desde Curiel tiene libre acceso, amoldando su planta a la fisonomía que tiene el cerro. La torre del homenaje está bien conservada, y también las paredes que rodean el recinto, pero desde luego lo que no tiene precio son las vistas que desde allí se observan.

La primera visión es hacía el pueblo, se puede observar como tiene forma de media luna, que entre sus calles no se puede apreciar, esta forma se debe a que la construcción del pueblo se ha ido amoldando a la forma que tiene el cerro.

Actualmente en el interior del recinto del castillo de Curiel se ha construido un complejo hotelero de lujo.

Está abierto durante los meses de julio y agosto, no obstante para más información Consultar en la Oficina de Turismo o al teléfono 9833 880 088.

Esta oficina abre de abril a septiembre en horario de:

Martes de 17 a 19
Miércoles a sábado de 10 a 13,30 y de 17 a 19,30.
Domingos y festivos de 10 a 14

Otros artículos de interés:

Qué ver en Valladolid

Los pueblos más bonitos de Valladolid



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *