Qué ver en Valladolid

Qué ver, es la pregunta que todos nos planteamos cuando vamos a visitar una Ciudad. Valladolid tiene mucho que ver y se recorre de una forma muy agradable

A continuación, realizaremos un itinerario dónde encontrarás qué ver en Valladolid, de una forma cómoda y sencilla.

Lo normal es llegar a Valladolid en coche o en AVE, si eliges esta segunda opción llegarás a la Estación del Norte, situándose en una zona bastante céntrica de la ciudad, nos permite visitarla sin necesidad de coger ningún tipo de transporte.

Si eliges el coche, la ciudad te ofrece una serie de aparcamientos por todo el centro de la ciudad, y otros disuasorios algo más económicos.

Para ambas opciones, comenzaremos nuestro recorrido por el denominado pulmón de Valladolid, ya que desde 1877 por el alcalde Miguel Íscar se construye un gran espacio verde para la ciudad denominado “Campo Grande”, lugar ideal para pasear grandes y pequeños, en su interior existe un estanque en el que poder dar un paseo en barca, espectaculares fuentes y sus atractivos pavos reales.

Fuente de la Fama de Valladolid
Fuente de la Fama del Campo Grande de Valladolid

Tiene varias puertas de acceso, la puerta Norte da a la Plaza Zorrilla y la puerta Sur al paseo de Filipinos, que es por dónde continuaremos nuestra ruta.

Por este paseo nos encontramos con la Iglesia de San Juan de Letrán de estilo barroco y prácticamente pegado se encuentra el Convento de Agustinos Filipinos, dónde se encuentra el Museo Oriental. Desde allí, a cinco minutos se encuentra la Plaza de Colón, del escultor Antonio Susillo. Si hemos venido en el AVE la veremos nada más salir de la Estación, además al lado se encuentra en unos antiguos almacenes de Renfe, un espacio gastronómico, denominado “Estación Gourmet”, dónde se juntan varios puestos de comida e incluso ludoteca para los más pequeños.

Desde la Plaza Colón recorreremos la Acera de Recoletos, toda una avenida de edificaciones de la burguesía del S. XIX principios del S.XX. Dos verdaderas maravillas son la Casa Mantilla y la Casa Resines.

Casa Mantilla de Valladolid
Casa Mantilla de Valladolid, esquina con Plaza Zorrilla

Llegaremos a la Plaza de José Zorrilla, con una fuente enorme y una estatua a él, podemos divisar la Academia de Caballería que data del año 1922.

Academia de Caballería de Valladolid
Academia de Caballería de Valladolid, vista nocturna

Nos dirigiremos hacia la Plaza de España, pasando ante la Casa de Cervantes, que puede visitarse. Allí vivió desde 1602 hasta 1606 y vieron la luz algunas de sus obras.

En la Plaza España, los días de diario se colocan puestos de fruta y verdura de muy buena calidad y al mejor precio. Además se encuentran dos fuentes enormes, desde allí podremos dirigirnos al Museo de Ciencias Naturales.

En poco tiempo callejeando, llegamos hasta la Catedral, del siglo XVI donde además se encuentra el Museo Catedralicio. En la actualidad se ha instalado un ascensor en la torre, desde dónde poder ver toda la Ciudad de Valladolid.

Alrededor de la Catedral y a pocos metros callejeando podemos visitar por un lado la Universidad de Derecho y el Palacio de Santa Cruz, primera muestra en España de arte renacentista, con un patio formidable y una biblioteca histórica.

Retomando nuestros pasos llegaremos hasta la Iglesia de Nuestra Señora de las Angustias con el Teatro Calderón enfrente y la Iglesia de la Antigua del siglo XI.

Iglesia de La Antigua
Iglesia de La Antigua

Avanzando un poco más, nos encontraremos el Palacio de Pimentel, Palacio Real, Palacio de Marqués de Villena, el Museo de Escultura, la casa de José Zorrilla y la Iglesia de San Pablo con su impresionante fachada.

Desde allí y en dirección hacia la Plaza Mayor nos encontraremos con el Palacio de Fabio Nelli, El Museo Contemporáneo Patio Herreriano, con más de 900 obras de los mejores artistas de la historia y muy cerca la Iglesia de San Benito, de un tamaño grandioso.

Antes de llegar hasta la Plaza Mayor, nos alejaremos un poquito para ver el Convento de Santa Catalina situada en una callejuela muy estrechita que nos llevará hasta el Palacio de los Condes de Siruela, situado en la Plaza de San Quirce.

Con tanta visita y paseo hay que reponer fuerzas y Valladolid nos ofrece un amplio abanico de posibilidades a degustar.

Desde aquí les recomendamos que para comer elijan el típico lechazo castellano. Son varios restaurantes los que cocinan este gran plato, pero les recomendamos La Parrilla de San Lorenzo, muy cerca de la Plaza Mayor o el Figón de Recoletos, junto Plaza Zorrilla, en ambos casos está garantizado su calidad y profesionalidad.

Lechazo castellano
Lechazo castellano

Para la noche que siempre apetece algo más ligero podemos recorrernos la Plaza Mayor y sus alrededores degustando una gran variedad de tapas para todos los gustos.

Bares de Tapeo como son el Jero, los Zagales, la Mejillonera, el Vino Tinto, la Tasquita, el Corcho o el Alarcón son algunos de los muchos que podemos encontrarnos por esta zona. Como elegir uno es imposible, lo mejor prueben todos y elijan ustedes.

Otros artículos de su interés:

Bus turístico

ValladolidCard

Valladolid en 1 y 2 días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *