Cofradía de Las Angustias

La Cofradía de las Angustias asistía a los hermanos y realizaba obras de caridad y misericordia

La Cofradía de las Angustias, situada en la Calle Angustias, enfrente del Teatro Calderón.

La Cofradía de las Angustias surgió de la aportación de un acaudalado mercader que su única condición fue que sólo podrían enterrarse en ella personas de su linaje. Se ocupaban de curar a los que padecían enfermedades contagiosas.

El hábito de sus cofrades se compone por una túnica de terciopelo azul oscuro con bocamangas de encaje blanco, capirote del mismo color, sobre el pecho una cruz roja y cíngulo rojo.

Cofrades de las Angustias
Cofrades de las Angustias

Las procesiones en las que podemos verla son:

Martes Santo, portan a hombros a Nuestra Señora de las Angustias en la Procesión del Encuentro.

Viernes Santo, a la una de la mañana en la Procesión de la Regla, llevan todos los pasos a hombros. Ese mismo día en la Procesión General de la Sagrada Pasión sale Nuestra Señora de las Angustias como último paso.

Sábado Santo, seguida a la Procesión General del Viernes Santo, sale la procesión de La Soledad, conocida por los Vallisoletanos como la Procesión de las mujeres.

 

Las imágenes que procesiona esta Cofradía son:

Nuestra Señora de las Angustias, recibe culto el sábado de pasión en solemne besapié. Es una de las imágenes más antiguas. También sale en procesión el Martes Santo en el Encuentro de la Virgen con su hijo en la calle de la Amargura, el Miércoles Santo en el Vía Crucis Procesional, el Jueves Santo en La Sagrada Cena, el Viernes Santo en la de Sacrificio y Penitencia y en la Procesión del Sábado Santo en La Soledad.

Cristo de los Carboneros, es Cristo crucificado. Sale en la Procesión de Sacrificio y Penitencia del Viernes Santo a las cuatro y media de la madrugada, portado a hombros.

Cristo Yacente, en la procesión d

Paso de Ntra Sra de las Angustias
Paso de Ntra Sra de las Angustias

e Sacrificio y Penitencia, en la madrugada de Viernes Santo sale portado a hombros.

Descendimiento, obra del genial Gregorio Fernández, se trata de un grupo escultórico formado por seis imágenes. En la parte central se encuentran María y su Hijo muerto sobre el regazo, acompañándoles se encuentran figuras del buen y del mal ladrón, San Juan, discípulo de Cristo, éste le había encomendado a su madre desde la Cruz unos minutos antes, y María Magdalena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *