Plaza de Toros

Plaza de Toros de Valladolid, solo pronunciar estas palabras se levanta revuelo hoy en día, pero no deja de ser un lugar con historia

En estos tiempos que estamos viviendo, que parece que hablar de toros como Fiesta Nacional no se ve del todo bien, no podemos cerrar los ojos y evitar de hablar de ello, pero en este caso no de la Fiesta en sí, sino del lugar dónde se celebra, la plaza de toros.

Ubicada en el Paseo de Zorrilla nos encontramos la Plaza de Toros, de arquitectura ecléctica, con detalles neomudéjares en los palcos y de estilo románica en su exterior. Esta edificación de ladrillo y estructura de acero, alberga un ruedo de 52 m de diámetro, con un foso de 2 m de ancho. Tiene tres plantas de altura, en las que se encuentran los graderíos (gradas bajas, palcos y gradas altas), diferenciadas por tendido de sol y de sombra. Desde la calle se accede por tres puertas las cuales se accede a los tendidos. Cuenta con los servicios que cualquier plaza de su categoría tenga como son enfermería, apartadero, cuadras, corrales, matadero, ambigú y vivienda del conserje.

Plaza de Toros de Valladolid
Plaza de Toros de Valladolid

Inaugurada en 1890, por los diestros Guerrita, El Espartero y Lagartijo, era considerada muy importante por su comodidad en los accesos y por su capacidad.

En la actualidad, la Plaza de Toros de Valladolid es de segunda categoría administrativa, siendo de propiedad privada del empresario Emilio Ortuño Jumillano.

El conocido diestro Jorge Manrique, ha sido gerente de la plaza de toros de Valladolid. La alternativa la tomó aquí, su tierra natal, cortando dos orejas. Su última corrida en Aldeamayor de San Martín (Valladolid) hace ya 15 años.

La plaza resplandece en las dos grandes ferias que tiene la ciudad de Valladolid, la Fiesta de San Pedro Regalado en mayo, patrono de la ciudad y patrono de los toreros, y la de la Virgen de San Lorenzo en septiembre, colgando siempre un cartel de primera. Además se realizan diferentes eventos a lo largo del año en la Plaza.

El hotel elegido por toreros y cuadrillas y punto de encuentro para los aficionados de este arte, durante las Ferias de Valladolid, es el Hotel Meliá Recoletos.

Además de contar con todas las instalaciones que nos puede ofrecer un hotel de su categoría, su situación es privilegiada, ya que sus clientes pueden llegar a pie a cualquier punto del centro de la Ciudad, ya que se encuentra ubicado en la Acera de Recoletos, entre Plaza de Zorrilla y Plaza de Colón, y enfrente del Campo Grande. Cuenta con parking propio, existiendo en las inmediaciones del hotel si lo necesitamos un parking privado. Aun así al lado del hotel nos encontramos con parada de taxi y de autobús urbano y con la estación de Tren y Ave a pocos metros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *