Ruta en BTT desde Quintanilla de Onésimo por el Canal del Duero

La Ruta en BTT desde Quintanilla de Onésimo por el Canal del Duero entre Alamedas y pinarillos nos recorremos varios pueblos de Valladolid

La ruta desde Quintanilla de Onésimo por el Canal del Duero se trata de una ruta no circular que puede realizarse en BTT pero si la bici no es lo nuestro también podemos recorrerla a pie. Está señalizada mediante un cartel y tanto su desnivel como su dificultad son muy bajas. Este recorrido de 17 km puede realizarse en cualquier época del año y durante el camino nos encontraremos una fuente para llenar las cantimploras.

La ruta en BTT desde Quintanilla de Onésimo por el Canal del Duero, comenzamos por esta población en la que encontramos un cartel señalando el camino y una fuente para iniciar la ruta.

Iglesia de San Millán de Quintanilla de Onésimo
Iglesia de San Millán de Quintanilla de Onésimo

El recorrido de nuestra ruta en BTT comienza por nuestra mano derecha discurriendo el canal y por la izquierda el río Duero, en muchos momentos podremos contemplar los dos cauces al mismo tiempo, como si permaneciéramos en una larguísima isla. Durante el recorrido humildes refugios sirven al caminante en caso de sorprender la lluvia o tormentas, un puente con elevados arcos, la Abadía de Retuerta y antes de Sardón de Duero secuoyas enormes quieren desplomarse sobre el cauce.

Es en esta población de Sardón de Duero donde árboles exóticos nos saludan en nuestra isla, es el Jardín del Carretero, su nombre se debe a las exposiciones universales de París, a finales del siglo XIX, allí llegaban plantones de especies exóticas para después ser distribuidas por carreteros para caprichosos hacendados que querían adornar su jardín de una manera exótica; puede que este jardín fuese el plantío de un carretero que no llegó a distribuir toda la mercancía.

Jardín del Carretero
Jardín del Carretero

Una vez cruzado en BTT Sardón de Duero continuamos nuestro camino acompañados de ambos cauces y atravesando alamedas y pinarillos. En algunos momentos la senda es un poco complicada de transitar hasta llegar al acueducto sobre el río Duero dónde se vuelve a abrir.

Este acueducto sobre el Duero es una obra de ingeniería con 56 metros de luz, agua que salva agua, pero dónde no aconsejamos pasar ya que resulta peligroso.

Junto a la casa del canal existe una fuente, puede que esté cerrado su acceso, y bajando unos cien metros más nos encontraremos una playa de grava sobre el Duero, con una pradera perfecta para un descanso y tentempié.

Otros artículos de interés:

Rutas en BTT por los ríos Duero y Esgueva

Museos gastronómicos de la Provincia de Valladolid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *